Reseña: Jimi Goodwin – Odludek

Aunque a veces pueda parecer un ermitaño o alguien muy ensimismado, es fácil apreciar a lo largo de las canciones como Goodwin no teme abrirse a través de la música.

Luego de cuatro álbumes aclamados por la critica y el publico con Doves (dos números 1, dos discos de platino, dos discos de oro, dos nominaciones a los Mercury Prize), y una compilación con los mas grandes éxitos de la banda, el vocalista, bajista y guitarrista Jimi Goodwin decide probar caminos propios y de común acuerdo con sus compañeros de banda, deciden tomarse un descanso indefinido. Desde entonces Goodwin se ha enfocado en componer y grabar su primer trabajo como solista, el cual vio la luz esta misma semana, precedido por el sencillo “Oh! Whiskey”.

Con darle unas buenas escuchadas (mas allá de las de rigor, porque es un disco que te invita a repetirlo todas las veces que quieras), podemos decir que se siente un parentesco con las sensaciones que podía transmitir Noel Gallagher cuando hizo su debut solista en 2011, luego de la separación de Oasis. Son constantes los guiños a Doves y a Sub Sub, la banda previa a la formación del colectivo responsable de hits como “The Cedar Room”, Pounding” o “Black And White Town”.
Odludek es una palabra polaca, que significa solitario o peregrino. Se ajusta el álbum, y sitúa a la perfección el lugar dónde se encuentra Jimi en este particular momento. Aunque a veces pueda parecer un ermitaño o alguien muy ensimismado (maldición de genios, si me lo preguntan), realmente podemos apreciar a lo largo de las canciones como Goodwin no teme abrirse a través de la música. Es como si el proceso creativo fuese reflejar una búsqueda de inspiración en cada tema, y no el resultado de la inspiración propiamente dicha.
Realmente es un trabajo con recompensa, donde temas como el blues de “Terracota Warrior” (con una guitarra que parece gaita escocesa) dejan claro que se está hablando de un personaje que tiene un concepto de lo que hace grande una canción bastante propio y particular, demostrando que puede pasar de allí al folk atravesado por guiños al britpop en “Oh! Whiskey”, o bien con momentos mas exóticos en “Lonely At The Drop” con ese agregado de armónica que siempre funciona.
El tono por momentos mas reflexivo de “Didsbury Girl”, “Hope” y “Panic Tree” (las mas personales del disco), las discotequeras “Live Like A River” y “Man V Dingo” (muero por ver al valiente que se atreva a hacerles remixes); la forma tan sincera y acogedora de abordar la balada en “Keep My Soul In Song”, y guiños claros pero frescos a Doves en “The Ghost Of The Empties”; todo eso demuestra que nunca vimos a un Goodwin con mas control de su trabajo: escribió y tocó casi todo por su cuenta en Odludek.
Es un maravilloso álbum, con bastante personalidad, difícil de encuadrar en un estilo definido por la diversidad de estilos que aborda Jimi, y con una tendencia notable a seguir la estela de The Clash en London Calling. Esto ultimo no es gratuito, puesto que el nacido en Manchester ya expreso en algún momento su admiración por la banda de punk rock, e incluso cuando lanzaron su compilatorio The Singles, Goodwin hizo una breve reseña de “I Fought The Law” y habló de su experiencia cuando los vio presentarse en el Manchester Apollo a comienzos de los ochenta.
Odludek amenaza con plantarle cara sin complejos a Beck y su Morning Phase. Aunque no hablamos de un álbum acústico propiamente dicho, es claro que muchos de sus mejores momentos se basan en esa dinámica. Y debo decir que esto (lo de plantarle cara a Beck) es algo con lo que no contaba ni el mas optimista. No porque Goodwin no pudiese hacerlo bien solo, sino porque nadie imaginaba que lo hiciera así de bien. Para disparar aun mas las expectativas, se unirá a Elbow en su próxima gira de conciertos por el Reino Unido en abril. Ojala vaya mucho mas allá de ser telonero, porque la verdad es que merece tener su propia gira. Seguro que sus presentaciones serán como un cabaret ambulante de sonidos provenientes de cualquier lugar del planeta o de la mente de este delirante personaje.
La recomendada es “Keep My Soul In Song”. Realmente logra una empatía inmediata, directa, sincera y sin complejos o pretensiones con el oyente. Será una de mis favoritas personales este año, sin duda.

Aquí va “Terracotta Warrior”.

Calificación: 4/5
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s