Reseña: The Fray – Helios

Es claramente un giro radical y bastante valiente de su parte.

Dentro de esa linea del rock pop mas melódico y deudor del éxito de Coldplay, The Fray queda como uno de sus representantes mas importantes y exitosos. En primera instancia por sus sencillos “Over My Head (Cable Car)” y especialmente “How To Save A Life” (que le dio nombre a su debut de 2005), que arrasó en las listas de cuanto país se le puso en frente gracias a la típica inclusión en la serie de turno. En este caso, Grey’s Anatomy.

Para demostrar que ese sonido a medio camino entre el piano rock británico y el clásico sonido rock pop de guitarras norteamericano tenia todavía mucho por hacer, hacia 2009 vuelven a encontrar éxito con su segundo trabajo, The Fray, gracias a otro clásico como es “You Found Me”, y otros sencillos interesante como “Never Say Never” o “Heartless”. Para su tercer trabajo, Scars & Stones, optaron por hacer su sonido mas ambicioso y reclutaron a Brendan O’ Brien (colaborador frecuente de Pearl Jam) en la producción. Aparecen sus sencillos “Heartbeat” y “Run For Your Life”, que a pesar de no contar con la misma aceptación, si dan un buen indicio de que al interior de la banda de Denver ya se buscaban cambios en el sonido que acostumbraban.

Una buena prueba de ello es el responsable de la producción de Helios: Stuart Price. Famoso por trabajar con The Killers y Madonna, siempre acostumbra a dejar su sello en cada trabajo que participa. Y cuando titulas un álbum como Helios, solo puede significar una cosa: hay algo grande en todo esto. ¿Se cumple la premisa? Ya lo veremos.

Con “Hold My Hand” el asunto indica algo memorable desde el principio con el piano, mientras el sello de Price se deja notar casi de inmediato. Refrescante, con ganchos simples y muy directos en guitarra y teclados que contribuyen para que el vocalista Isaac Slade de lo mejor de si mismo. Se acoplan a la formula que tanto éxito le dio a Fun. Llega el turno de “Love Don’t Die”, elegida como primer sencillo. Mas actitud desafiante dada por la guitarra y el bombo. Sencillo seguro, y mas para estas épocas, porque la verdad pegaría bastante como himno mundialista. Si en Estados Unidos lo llegan a usar los canales como fondo para las transmisiones de la concentración en Brasil, no digan que no se les avisó…

“Give It Away” es discotequera, segura de si misma, y bastante pegadiza. Las percusiones extra le dan una  nueva dimensión a lo que se puede entender por The Fray. Seguimos con “Closer To Me”, tema con sabor a The Police y The Cure por todos lados. La voz recuerda las maneras de We Are Scientists, grupo que a la larga tiene mucho parentesco con ellos en lo que a estilo se refiere. Es mas, al final recuerda uno de los clásicos de ese trío en el cambio de ritmo.
“Hurricane” es mas guitarrera, aunque las guitarras tienen un volumen mas bajo para darle mas espacio a los teclados. No parece la mejor elección, porque en vivo seguro tendrá mas aceptación con las guitarras a todo trapo. No llega a estar a la altura de los tres primeros temas. Encontramos luego “Keep On Wanting”, con tono de power balada tipo The Killers. Tiene pinta de sencillo, y gana puntos con ese muro de sonido basado en el teclado. En “Our Last Days” se mantiene la idea de la power balada, pero mejora notablemente en esta ocasión. Una oda a la nostalgia cargada de sentimiento. Es buen levantamuertos.
Aparece otra power balada titulada “Break Your Plans”. Ya a esas alturas comienza a ser tedioso escuchar tantos medios tiempos, lo cual le resta puntos a Helios. Al margen de eso y para ser un lavado de cara tan radical, recuerda mucho a “You Found Me” en las curvas melódicas. Afortunadamente llega “Wherever This Goes”, demostrando que con una percusión y unas voces (de nuevo) en la linea de Fun resultan suficientes para remontar ante la sensación de monotonía que se siente llegados a ese punto.
Vamos llegando al final y nos encontramos con “Shadow And A Dancer” recuerda los temas mas oscuros de Depeche Mode, lo que la convierte en la canción donde Price impuso mas su sello que en cualquier otra. Un sinte sencillo para que la voz de todo de si misma. El final es atmosférico con “Same As You”. Mantiene una idea similar a la anterior, pero incorporando un piano preciso para la ocasión.
Es claramente un giro radical y bastante valiente de su parte. Aun conservando los ganchos de sus hits, tienen el valor de mirar hacia el indie y probar dinámicas diferentes en las tres primeras canciones. Luego es como si se empeñaran en hacer la perfecta power balada, desgastándose innecesariamente en el proceso, o haciéndolo sin la gracia que tiene, por ejemplo, Keane. Al final comprenden que los hizo fuertes al inicio y logran mejorar las impresiones, especialmente en los dos últimos temas.
“Love Don’t Die” es la recomendada a ojo cerrado. Realmente se superaron a si mismos en su creación.
Aquí va “Shadow And A Dancer”.

Calificación: 3.5/5

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s