Las 5 mejores canciones de los Mundiales


¿Recuerdan que cuando se reanudó este proyecto decíamos que nuestro objetivo era demostrar que la música iba mas allá de si misma? Pues este post es vital en esa dinámica.

Todavía siento como una cachetada el hecho de que Estereo Picnic prohibiera el ingreso de camisetas de fútbol al evento, este año. No me malinterpreten, entiendo las razones y las comparto. Pero es fatal que fútbol y música (al menos la que a uno le gusta) no se puedan llevar bien en “el país mas feliz del mundo” (guiño, guiño). De un día para otro las relaciones entre ambas partes se convirtieron en una cuestión de élite y marginalidad. A la larga lo único que hace esa situación es limitar a una escena que, tanto que busca parecerse al Reino Unido (y a cierto nivel, Argentina), no es capaz de asimilar esa relación tan armónica y explosiva que tienen con el balompie la mayor parte del tiempo.
Seria presuntuoso de mi parte pensar que “los duros” de la integración y la apertura leerán esto pronto, pero si leen esto y se sienten ofendidos u horrorizados, sepan que no estoy afiliado al sindicato y no me interesa estarlo. Ni al de ellos ni al de los puristas, ya sea del fútbol o del rock o de lo que sea. THIS IS MUSIC es su propio sindicato.
Luego de esa demostración de egomania (todo sea dicho) y a menos de un mes para que ruede la pelota en el Arena de Sao Paulo entre Brasil y Croacia para inaugurar la vigésima edición de la Copa del Mundo, decidí armar un Top 5 de las que este servidor considera fueron las canciones que hicieron especiales los torneos en cuestión.
No fue fácil, puesto que la dinámica de hacer “himnos mundialistas” no iba muy en serio cuando se puso la idea en circulación en la edicion de 1962. Aunque desde 1978 la idea tuvo continuidad hasta la fecha, no se vieron resultados de especial recordación hasta un tiempo despues. A eso se le suma que hubo un punto en que se hacia distinción entre la “canción del Mundial” y el “himno del Mundial”. Incluso hubo canciones que, haciendo alusión al Mundial, no iban relacionadas con la FIFA sino con los patrocinadores del Mundial (caso de Coca Cola). Estas en algunos casos obtenían mejores resultados que las oficiales. A eso hay que sumarle las “canciones mundialistas” de cada selección, como una forma de apoyar al equipo desde la música. En ese grupo entrarían para el caso de Colombia, por ejemplo, las canciones que hicieron Diomedes Diaz y, mas recientemente (con el dolor de oídos del caso), Cali y el Dandee.

De cualquier forma este es el Top 5:

5. “El Rock del Mundial” (Chile 1962): Al principio iba a poner en esta posición el tema que compuso Darryl Hall junto a The Sound of Blackness para el Mundial de Estados Unidos de 1994. Pero lo sentí algo vacío cuando lo compare con este, cortesía de Los Ramblers.
Y es que se encargaron de darle vida a un himno que paso mas bien desapercibido si se le compara con otras canciones mundialistas. Como dije mas arriba, la idea de estas no surgió hasta esa edición. Y tomando en cuenta que era una época donde los mismos cabían mas bajo el adjetivo de “simpáticos” que en el de buenos como tal, tiene todo el merito del caso. Primero, porque se hizo en modo rock and roll en un momento en el que todavía el genero inspiraba dudas morales. Segundo, porque mas que abordar la temática universal del torneo se centra en animar a la selección chilena, lo que contrasta directamente con las canciones de las ediciones mas recientes del Mundial. Y tercero, en un aspecto mas estrictamente musical, fue pionera para que se empezara a hablar de rock chileno.

4. “The Time Of Our Lives” (Alemania 2006): Toni Braxton e Il Divo colaboraron en una balada tremenda, que te llega hasta lo mas profundo del ser (te guste o no el fútbol). Es una oda a la gloria, a la victoria, a pelear hasta la muerte, a lo que hizo grandioso a este deporte alguna vez (ahora mucha de su grandeza proviene del marketing). Y claro, ver el “giro” de Johan Cruyff en el 0:21 lo es todo.

3. “Anthem 2002 FIFA World Cup” (Corea y Japón 2002): Compuesta por Vangelis (el mismo responsable de las bandas sonoras de Conquest Of Paradise, Chariots Of Fire y Alexander), es de los casos mas curiosos en esta lista. Es instrumental, alejada de cualquier intención comercial (con todo y que tuvo se respectivo remix eurodance) y acorde con esa imagen que siempre busca exportar el Lejano Oriente al mundo: la de inspirar mística por todas partes. Tuvo 4 versiones (una sinfónica entre ellas), pero la realmente oficial fue esta.

2. “Celebrate The Day (Alemania 2006)”: Con este son dos los temas que se incluyen de Alemania 2006. ¿A que se debe? Pues ocurre que esa edición del torneo tuvo hasta tres canciones mundialistas con distinciones un poco confusas. Estaba la “cancion del mundial” que era “Hips Don’t Lie” de Shakira, había un “tema del mundial” que era la ya reseñada “The Time Of Our Lives”, y un himno del mundial, que era este. Lo anterior demuestra que la FIFA poco sabe de como funciona ese negocio (o poco sabia, porque pusieron a repetir a Shakira 4 años después, y este año le dieron a Pitbull la libertad de hacer el himno mundialista mas deprimente de todos).

Pero al margen de eso, debo reconocer que con este tema de Herbert Groenemeyer empezó algo de mi melomania musical-mundialista. Es realmente atrapante, con algunos toques africanos, aplicando muro de sonido en la ultima parte y dejando claro (si es que todavía había necesidad de hacerlo) de que Alemania es mucho mas que tipos duros acomplejados por el pasado nazi y fríos como la Posguerra. Animó bastante las cosas en un torneo que, en mi opinión, no fue gran cosa en lo futbolístico, pero si funcionó como la primera evidencia del nuevo nivel mediático que alcanzó el mismo gracias a la globalización.

1. Un’ Estate Italiana (Italia 1990): Difícilmente puede tener discusión el primer puesto. Y es que ¿Hay un tema en el que este involucrado Giorgio Moroder en la producción que no quede en el #1 de lo que sea? Prácticamente imposible. El logro de esta cancion interpretada por Edoardo Bennato y Gianna Nannini,
radica en un equilibrio entre reflejar el sentido universal del Torneo, y mostrar algo representativo de Italia que mas allá del idioma, refleja un poco de la música pop en el país de la bota (incluyendo a Moroder). Y que se recuerde tanto en un Mundial que se caracterizó mas por ser peleado a cara de perro que propiamente vistoso, no es poca cosa.
En este post lo definitivo no es la lista (que realmente podría re armarla por completo de acuerdo a los recuerdos que me lleguen a la cabeza), sino el hecho de que el fútbol y la buena música (esa que va mas allá de si misma) no pueden seguir rechazándose de la forma en que lo vienen haciendo, ni pueden seguir generando tanta división ideológica y social en un país que dice prepararse para un proceso de paz. De aquí en mas, y cada vez que sea posible, dedicaré mis fuerzas a mostrar que ambos mundos están mucho mas cerca de lo que unos y otros pueden imaginarse. No se si sirva para que los mismos se acerquen, pero es importante mostrar que ese vinculo existe para que, si igual se van a seguir llevando fatal, lo hagan por las razones correctas.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s