Reseña: Wolfmother – New Crown

Un simulacro de lo que podría ser un nuevo álbum de la banda australiana mas que un disco en si.

La historia de Wolfmother ha resultado hasta la fecha un asunto tan extraño e impredecible como su propia música o sus miembros. Luego de lanzar dos discos (Wolfmother, y el muy subestimado Cosmic Egg) había mucha expectativa ante el tercer trabajo de la banda liderada por Andrew Stockdale, del cual se habían estrenado varias canciones a lo largo de 2011 y 2012. Sin embargo, en un giro todavía incomprensible, Stockdale “disolvió” Wolfmother, y lanzó las canciones que venia trabajando en un álbum solista titulado Keep Moving, que apenas tuvo publicidad y en cambio si fue criticado con bastante dureza. Lo mas increíble es que volvió a reunir a la banda, tan solo unos meses mas tarde.
Las cosas estaban tan raras con la banda, que incluso publicaron un teaser en diciembre del año pasado anunciando que un nuevo álbum iba en camino. Y el 23 de marzo, sin mayor aviso, publicaron New Crown mediante Bandcamp. ¿Realmente se justificaba lanzar el trabajo anterior como un esfuerzo solista luego de tantos años de esfuerzo, para lanzar otro en el que la calidad y el tiempo de grabación no inspiraban mucha confianza? Ya lo veremos.
“How Many Times” es el típico arranque cargado de adrenalina de quien quiere recuperar el tiempo perdido. No parece un esfuerzo bien sincronizado por momentos, pero termina cumpliendo con el objetivo de despertarnos. “Enemy Is In Your Mind” es mas rabiosa, con alguna deuda a Black Sabbath. No logra enganchar por momentos, se queda demasiado con su influencia y no busca probar un poco mas allá. No hay buenos síntomas de inicio, y todo parece indicar que el tiempo de grabación tan corto no permitió pulir detalles.
Pero aparece “Heavy Weight”, y ahí parece que se liberan de las cadenas en un tema mas lento y turbio que los del inicio. Ya suena mas a los Wolfmother que estremecieron al mundo en 2007. Stockdale y su guitarra suenan con la confianza y la actitud combativa que parecían haberse perdido en esa ausencia tan prolongada, y en esa separación fallida. Vuelven a acelerarse un poco en “New Crown”, manteniendo la sensación de confianza renovada del tema anterior. En la segunda mitad del tema parece que cruzaran a Rage Against The Machine con Monster Magnet.
“Tall Ships” muestra una fuerte y clara influencia de los Rainbow con Ronnie James Dio, especialmente en el riff de guitarra y en el solo de teclado. Es sin duda un himno a la altura de “Joker And The Thief”. A continuación se ponen al servicio del garage en “Feelings”, y no les va nada mal. Aunque, la verdad suena mas como un demo sin terminar que como una canción hecha y derecha. Intenta garantizar pogo, pero no tiene tanta suerte.
“I Ain’t Got No” tiene un riff y una dinámica notablemente inspiradas en “Strutter” de Kiss. Por fortuna y a diferencia de lo que paso en el inicio, logran despegarse lo suficiente de su influencia para buscar su propio camino. Podría ser sencillo, fácilmente. Seguimos con la demostración definitiva de que volvieron al juego: “She Got It”. Rock and roll pasado de esteroides, guitarrazos que caen como mazos, y un Stockdale mas altanero que nunca. Bastante emparentada con Queens of the Stone Age.

Llegando al final, encontramos que “Tangerine Dream” no resulta tan inspirada, pero se puede decir que conserva el tipo en medio de un álbum del que se puede esperar cualquier cosa para finalizar. Tremenda la batería que no pierde la pista ni por un instante, mientras que el cierre pseudo acústico le da un tono mas psicodelico, distorsionado, como si estuviéramos frente a Hawkwind o Monster Magnet. O ambos. “Radio” cierra New Crown de forma lenta, turbia y distorsionada. Tiene ímpetu aun en medio de la monotonía que la sobrevuela, sin llegar a cubrirla por completo. Llega a recuperarse al final, donde adquiere mas intensidad.
En la versión que conseguí descargar, había una pista llamada “I Don’t Know Why” (en la otra aparece “Lucky Star”), Un tema zeppeliano. En todos los sentidos, parece canción de los británicos. Riff con flanger en el pedal de efectos, batería aporreada con todo, la voz de Stockdale tan aguda y desgarrada como la de Robert Plant. En suma, un final donde cuesta bastante sacar conclusiones.
Las canciones como tal son magnificas, imbatibles en vivo y bien estructuradas. Pero la producción las hace ver mucho peor de lo que realmente son. Como se sospechaba, darse tan poco tiempo para grabar, producir y refinar el producto final no le sienta nada bien al resultado final. La voz de Andrew se pierde constantemente, y hace parecer a New Crown como un simulacro de lo que podría ser un nuevo álbum de la banda australiana mas que un disco en si. Aunque, poniéndonos en el lugar de Stockdale, supongo que no quiere excederse de perfeccionista, como ocurrió con los trabajos posteriores al debut.
La recomendada es “She Got It”. A pesar de que es una de las que mas adolece de los problemas de producción anteriormente mencionados, no deja de tener el pulso y la garra que solo una cancion de Wolfmother puede tener.
Aquí va “Tall Ships”.

Calificación: 2.5 / 5
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s