Reseña: The Used – Imaginary Enemy

Síntoma inevitable de madurez, pero deben trabajar muchísimo mas para conseguir un cambio de estilo realmente convincente.

Si algo ha tenido desde siempre The Used, es el hacer del odio el punto de partida de toda su vena creativa. Mas allá de si es el odio a uno mismo, a los demás o a la sociedad, la banda encabezada por Bert McCracken siempre toma eso como un elemento determinante en las relaciones humanas. Entre eso y un sonido espeso, donde las guitarras tomando el liderazgo siempre que pueden; fue un factor que les valió entrar en la misma órbita que My Chemical Romance, Fall Out Boy o Panic At The Disco! desde sus inicios.
Aunque con una popularidad relativamente mermada desde que su baterista Branden Steineckert abandonó la formación en 2006, se las han ingeniado para pegar en el publico con su cover a Talking Heads de “Burning Down The House”, que se incluyó en la segunda película de Transformers. Al igual que pasa con “New Divde” de Linkin Park, es un parte aguas en el sonido de la banda de Orem, Utah. Porque de allí en adelante el drum and bass y la electrónica en general pasarían a ser determinantes en su música, y muy especialmente en este nuevo trabajo, el sexto de sus carreras.
Un arranque típico de la banda con “Revolution”: guitarras al frente, batería jugando con el ritmo, coro en modo himno, y armonías ligeramente pop para hacerla atractiva. Va un poco en la linea de Lostprophets. A esta le sigue el primer sencillo, “Cry”, que con un punteo de guitarra inusual para la banda pero bien efectivo, engancha de inmediato. Buen numero pop punk de guitarras, con ese toque de maldad tan característico de The Used. Los efectos electrónicos ayudan, evidentemente, a hacerla efectiva.
“El-Ooh-Ve-Ee” con los típicos “woo ooo ohh” de cualquier canción de rock extraída en los últimos 5 años, tiene garantía de sencillo. La batería es mas lenta, las guitarras incitan a agitar la cabeza, y todo en la canción parece creado para hacerse irresistible, seas rocker vieja guardia, o de los del siglo XXI. “A Song To Stiffle Imperial Progression (A Work In Progress)” es mas cruda, violenta y pesada que las escuchadas hasta ahora. Mas en linea con los inicios de la banda, pero con algún recurso glam rock en el coro.
“Generation Throwaway” es indiscutiblemente la mas pop del disco. Mas electrónica, bajo prominente, batería que oscila entre los golpes directos del coro y el inspirar la sensación de “cargando próximo golpe de adrenalina” en las estrofas. Claramente hecha para que el publico participe con las palmas. Le sigue “Make Believe”, donde podemos decir que así sonaría The Cars si quisiera hacer neo punk. Recuerda a las ultimas canciones de My Chemical Romance. Un típico grito adolescente para creer en si mismos y el futuro que se viene.
“Evolution” mantiene sigue esa linea, pero con todavía mayor prominencia en los teclados. La batería le confiere a la canción ese toque pegadizo al darse el permiso de jugar con el ritmo, aprovechando la lentitud del tema. Cuando las guitarras aparecen, le dan un muro de sonido que envuelve cualquier duda sobre si son “vendidos” o no. Se descomplican mas en “Imaginary Enemy” para superar la ampulosidad de la anterior. Los teclados parecen marcar la diferencia en un típico numero de guitarras de la banda.
“Kenna Song” es un regreso a la idea de “Generation Throwaway”, pero con un resultado notablemente inferior, como si sintieran que la formula esta perdiendo su toque. Pero se recuperan notablemente en “Force Without Violence”. Dentro de la incursión mas que evidente en la electrónica, esta es sin duda la del resultado mas aplastante. Nuevamente la batería aprovecha para jugar con el ritmo, haciéndolo de forma bastante atrevida. Las guitarras parecen ir a mitad de camino entre crudeza y atmósfera. Tiene tono de despedida.
El final con “Overdose” va con ecos de la sonoridad pop de “Generation Throwaway” y “Kenna Song”. Casi que se podría decir que es un tema de Boyz 2 Men.
La verdad es que The Used atraviesa una etapa donde la madurez les parece dictar no solo que deben cambiar de estilo, sino que deben abordar emociones un tanto diferentes de la adolescencia rabiosa que acostumbraban. El caso de Imaginary Enemy revela que se están reencontrando a si mismos, pero que aun deben mejorar muchísimo si quieren reiventarse a ese nivel.
Mi recomendada es “Revolution”. Indudablemente es de esas que te hacer hervir la sangre y te lleva a pelear por lo que quieres.
Aquí va “Generation Throwaway”.
Calificación: 3/5
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s