Reseña: Jack White – Lazaretto


No hay terapia de la ira que corrija a un Jack White ensimismado en desahogar sus rabietas musicales.

Cuando Jack White debutó en solitario con Blunderbuss en el 2012, fue una conmoción tan grande que cuando tuve la oportunidad de viajar a Estados Unidos ese mismo año, lo primero que hice fue comprar el disco en la primera tienda que encontré. Realmente me senti conectado y enganchado de forma inmediata a ese disco, donde conservaba en muchos sentidos su esencia blusera y una profundización de la experimentación con otros estilos que hizo con The White Stripes en Get Behind Me Satan y probando incluso con algunos guiños al hip hop. 
En ese momento demostraba un gran poder de versatilidad que tal vez ya había probado antes, pero que en ese álbum en particular se presentaba mas pulido. El mensaje era claro con Blunderbuss: es hora de probar algo nuevo. Y ahora que lanza Lazaretto la pregunta es ¿Cual es el mensaje esta vez?
Arranque muy del tipo de “Freedom at 21” con “Three Women”. Letra bien rockstar (por no decir de macho) y un piano que se lleva todo el protagonismo. La guitarra haciendo scratches en el solo por momentos parece tocada por Tom Morello. Buen cover, uno mas, a Blind Wille McTell, posiblemente la mayor inspiración de White como músico. “Lazaretto” es también comparable a otro de los temas de Blunderbuss: “Sixteen Saltines”, solo que con mas énfasis en la batería que en los rasgueos de guitarra. Incluso se atreve con un violín en la ultima parte.

En “Temporary Ground” aparece el sabor Nashville que logra enganchar sin mayor esfuerzo, aunque por momentos suena algo repetitiva. No será la ultima vez que ocurra en Lazaretto. Le sigue “Would You Fight For My Love?”, que desde el titulo evidencia la soledad y la vulnerabilidad de White, remarcada en un piano melancólico, y ritmos de batería lentos. Es como si su alma blusera buscara desahogarse. De nuevo.
Aparece entonces el primer adelanto de Lazaretto, “High Ball Stepper”. Grandisimo instrumental, bien trabajado y con pasajes donde el piano y la guitarra se alternan el protagonismo. Nada mal para un White que no suele ser de esos que incorpora pasajes instrumentales en sus discos. Supongo que busca compensar algunos puntos flacos de Lazaretto. Llega el turno de “Just One Drink”, simpática, cabaretera y con un equilibrio entre romanticismo y mala leche tremendo. Es como escuchar la historia del ying y el yang en versión Nashville.

Para “Alone In My Home” nuevamente el piano asume el mando, y nuevamente el espíritu solitario de White saca las garras en la letra. Le sigue “Entitlement” que apunta a ser nada mas que relleno. Realmente no aporta gran cosa al disco, mas allá de sostenerse en la guitarra acústica. Si hubiese sido solo acústica, tal vez habría funcionado mejor. Agregar mas instrumentos la hace igual a las demás y solo contribuye a darle monotonía a un álbum que, se suponía, no iba a serlo.
Afortunadamente “That Black Bat Licorice” llega al rescate. Hacia falta un numero de guitarra así a esas alturas. Un poco mas limpias las seis cuerdas que lo que acostumbra Jack, bien podría ser un tema para The Dead Weather. Seguramente será sencillo. Y para prolongar el estado de gracia, “I Think I Found The Culprit” tiene éxito donde “Entitlement” falla, en el sentido que si bien suma instrumentos, no permite que sobrepasen a la acústica, remarcando el hecho de que es diferente de las demás canciones. Con “Want And Able” llega el final. Intimo, casi susurrante, concluye un Lazaretto que si algo deja claro, si hay un mensaje que debe quedar; es que Jack White llegó para quedarse.
Porque mas allá de que no dejas de sentir cierto desgano o desgaste y cierto afán en varios tramos de las canciones, sigue demostrando que no hay terapia de la ira que corrija a un Jack White ensimismado en desahogar sus rabietas musicales. Hay momentos donde realmente se supera y otros donde directamente se equivoca. Ciertamente es mas irregular y menos fresco que Blunderbuss, y a pesar de que parece perderse en medio de tanto probar con estilos diversos, en lineas generales conserva el tipo por la sencilla razón de que continua componiendo en su ley. Y mientras haga eso, podemos esperar cualquier cosa.
Mi recomendada es “That Black Bat Licorice”. No cabe duda que cuando se trata de engancharnos, White ya tiene claro como hacerlo.
Aquí va “Three Women”.

Calificación: 3/5

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s