Reseña: The Whigs – Modern Creation


Mas maduros, pero todavía con la dosis de riesgo necesaria para darle espacio a las raíces con las que crecieron.


The Whigs es una banda que vengo siguiendo mas o menos desde 2012, cuando pase por un periodo en el que quería saber todo lo que pudiera sobre garage rock. Ese año lanzaron Enjoy The Company, donde si bien no tenían ya las guitarras a todo trapo como en sus trabajos anteriores, si compensaban con canciones mas refinadas melodicamente y un estilo que parecía a medio camino entre Foo Fighters y Dinosaur Jr, que incluso tuvo la oportunidad de irse de gira con bandas como Band Of Skulls, Kings Of Leon o Black Rebel Motorcycle Club.
Parker Gispert, Julian Dorio y Tymothy Deaux son el trío responsable detrás de ese estilo tan especial. Provienen de Athens, siguiendo la larga estirpe de leyendas del rock como R.E.M. o The B’52s que han salido de lo que podríamos denominar, un campus universitario hecho ciudad. Y es un espíritu que se rastrea fácilmente en su discografia hasta la fecha, pero especialmente en su quinto trabajo de estudio, Modern Creation.
Es uno de los trabajos mas noventeros que haya escuchado en un buen tiempo. La voz, la guitarra, la batería y hasta la letra en ocasiones rescata el espíritu de la época. Todo con un refinamiento que solo hace mas poderosas las canciones. De hecho, son como una versión mejorada de The Lemonheads.
Hay mucho college rock en “You Should Be Able to Feel It”“Asking Strangers for Directions”“Hit Me”“Modern Creation” y “Too Much in the Morning”, donde siempre las dinámicas de la guitarra llevan el mando de la manera tan convencional como lo haría una banda de Athens. En “Too Much in the Morning” y “The Difference Between One and Two” es particularmente notorio el hecho de que cruzan a Pixies con The Black Crowes.
Pero para no olvidar las guitarras mas crudas, parece que deciden aplicarlas desde otra perspectiva. Y es así como vemos que hay guiños al grunge en “The Particular”“Friday Night” y por momentos en “She Is Everywhere” y “I Couldn’t Lie”, en esta ultima donde recuerdan un poco a “Glycerine” de Bush. Encuentras alguna influencia del baggy en “Hit Me” y “Modern Creation”.
Pero eso no impide que haya elementos que no estén necesariamente relacionados con ese espíritu leñador y desafiante. Por ejemplo, encuentras teclados en “Asking Strangers for Directions” y “I Couldn’t Lie”, cierta aura ochentera en “Hit Me”, que alterna entre la new wave tipo The Police de las estrofas y el sabor baggy en el coro. De hecho, “I Couldn’t Lie” tiene muchos de los ganchos melódicos de los sesenta, pero con mas distorsión.
Lo interesante de Modern Creation es que muestra a The Whigs con mas conciencia de lo que pueden y no pueden hacer. Mas maduros, pero todavía con la dosis de riesgo necesaria para darle espacio a las raíces con las que crecieron y dejar de lado el garage que les dio un nombre desde un principio. No es un mal paso, de hecho podría arrojar luces de por donde seguirán su camino en los años siguientes. 
Recomendada “The Difference Between One and Two”. Cierra el disco mostrando las lecciones que deja su creación y ejecución.
Aquí va “Hit Me”.

Calificación: 4/5
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s