Goodnight Bill, el futuro está aqui

El acople de la banda siempre es mucho mas elaborado de lo que parece.

Hace un tiempo publiqué la historia de Niño Nuclear y Los Mutantes de Saturno, una banda venezolana con la que tuve la oportunidad de compartir una entrevista y ver en vivo el mes pasado. Pues bien, ocurre que me pude contactar con el responsable de armar esa presentación, Juan Martinez. Él es el responsable de un colectivo llamado La Zurda, que se encarga de promover bandas de la escena local. Cuando chateamos por primera vez, me soltó el dato de que había una banda, la cual ganó un concurso de audiciones organizado por él. Me puse en contacto con ellos para arreglar una entrevista que en principio la hacia solo por la promoción del evento, pero que cuando pude escuchar sus canciones en su Bandcamp (y sobre todo después de verlos en vivo con prueba de sonido incluida), básicamente me convertí en un seguidor mas.
Y es que Goodnight Bill puede tener cosas en común con otras bandas que abundan en los bares de Bogotá, como el hecho de cantar en ingles o tener una deuda importante con el rock clásico, el grunge y con el garage rock revival del nuevo milenio. Incluso en algún momento varios de ellos se iniciaron con el metal o el hardcore según me contaban en la entrevista que les hice en la emisora. Pero la diferencia con todos ellos es simple: los Goodnight Bill realmente se divierten arriba del escenario.
El día de su presentación junto a Niño Nuclear, llegué justo cuando hacían su prueba de sonido. Cuando decidieron probar con “Fast Rat Race”, en medio del shock que siempre inspira ese inicio, recordé que en la entrevista les pregunté por qué interpretaban en ingles. Me respondieron que como habían crecido escuchando música en ingles toda su vida, sentían que era mas natural para ellos hacerlo en ese idioma. Tomando en cuenta que a muchas bandas colombianos les cuesta cantar en ese idioma, Goodnight Bill logra salir bien librado de eso.
Muchas bandas locales hacen de la diversión una pose más que algo real. Por eso cuando vez a Leand Med, su vocalista y guitarrista, tienes a alguien que recuerda un poco a Kurt Cobain en la estética y la voz, pero no juega a ser su copia. Transmite una verdadera fuerza motriz al publico, una que es de él y no de otro, ya sea con las canciones de Lepufology, su debut que vio la luz hace unos meses, o cuando se le miden a hacer covers a The Beatles o Arctic Monkeys.
Hernie Medina, su otro guitarrista, logra darle otro nivel a la propuesta tan contundente de Goodnight Bill con sus punteos de guitarra que dan a entender que el acople de la banda siempre es mucho mas elaborado de lo que parece. Bastian Bux en el bajo y Santiago Pitta en la batería demuestran la versatilidad y la potencia necesarias para acoplarse ya sea que toquen con todo el voltaje de “Coal Black Eyes”, o con el tono mas zeppeliano de “Feel Numb”.
Hace unos días Bastian (con el que suelo mantener mas contacto de la banda) me comentaba que decidieron participar de la convocatoria que hace el Festival Centro en estos días para confeccionar el cartel de bandas nacionales y me solicitaba su ayuda para lograr su cometido. Ojala esta reseña (y por supuesto mi voto que felizmente sumé al de muchísimos más por Goodnight Bill) les permita avanzar un paso mas hacia arriba para salir del anonimato. Supongo que para ellos, después de todo, el futuro está aquí.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s