Reseña: Molotov – Agua Maldita

No demuestran en absoluto inseguridad por los tiempos que corren o la forma en que eso pueda afectar su música.

No puedo decir que crecí con Molotov, que vaya a cada concierto que dan en Bogotá (aunque doy casi por hecho que los voy a ver en Rock Al Parque), o que influyeron de forma realmente importante en ese concepto tan personal que tengo de la música. Pero algo si puedo decir, y es que no ha vuelto a aparecer una banda de esas proporciones en el panorama latinoamericano. Puede que El Cuarteto De Nos y Sinergia sean lo mas cercano, pero de cualquier forma son casos muy distintos. 
En el caso particular de los mexicanos, soy mas de canciones sueltas que de discos enteros (si bien Apocalypshit me pareció un gran logro como álbum). Eso da una motivación extra luego de escuchar nuevo material de la banda luego de 7 años, una espera que al menos para mi fue totalmente innecesaria. porque no son el tipo de personajes que sufren de perfeccionismo exagerado a lo Axl Rose. Lo de ellos es dejar que las cosas fluyan. Así en este caso se hayan tardado tanto en fluir.
Sin embargo, hubo detalles ademas de las canciones en si que le dieron un toque interesante a Agua Maldita. Cuando lo pusieron a la venta, hubo una maniobra especial para Ciudad De México en la cual se regalaban boletas para un concierto de Molotov en la ciudad, misma que al parecer tenia como objetivo combatir la piratería. Supongo que es mejor hacer eso que echarle la culpa a Internet de que no vean tanta plata como antes.

Entrando en materia con la reseña, “Oleré Y Oleré El UHU” entremezcla el retrato del soltero desobligado y perezoso, y el del rockstar al que “le pagan por decir groserías”. Se conectan ambos porque de alguna forma sienten el mundo vacío y deciden rellenarlo oliendo UHU. Una actualización sutil al manifiesto de “Now I Wanna Sniif Some Glue” de los Ramones. Pasamos a “La Raza Pura Es La Pura Raza”, con la típica reivindicación de igualdad que suele hacer de vez en cuando la banda, como ya se pudo ver en “Frijolero” o “Voto Latino” antes. “Fuga” usa el termino de todas las maneras posibles,  mientras que “La Necesidad” es la canción con más contenido político del álbum.
“No Existe” es un canto bastante metafórico a la represión y el abandono, cosa que demuestra un interesante enfoque en las letras llegada la madurez por parte de los mexicanos. Con “Llorari” abordan un asunto que no se trata mucho en la actualidad, y es el ver como el mundo entero se estresa o tensiona con una facilidad impresionante por cosas que realmente no tienen importancia. Para “Again n’ Again” cuentan con la participación de Darryl “DMC” McDaniels, uno de los Run DMC que junto a los rapeos de Randy logra crear un ambiente magnifico, a la altura de lo que Molotov sabe ofrecer.
Luego del ataque de garage refrescante de “Gonner”, llega la que sin duda es la mejor canción de Agua Maldita: “Lagunas Metales”. Un juego de palabras tras otro (donde seguro no faltaran los insultos) aludiendo a gente que puede ser mito del rock en su país (Cafe Tacuba, El Tri, Maldita Vecindad), de los de otras partes (Charly García, Andres Calamaro, Manu Chao, Los Tres, Mago de Oz, The Police), el pop que admiran (Gloria Trevi), el que odian (Justin Bieber), el termino medio (Pedrito Fernandez), y un par de golpes al indie (The Killers, Interpol) que solo te pueden sacar una sonrisa. La estructura recuerda mucho a Bloodhound Gang.
El final con “Quien Se Enoja Pierde” es certero al tratar la ruptura de la relación con el descomplique y la majadería que los acostumbra.
Aunque me molesta que les haya tomado tanto tiempo lanzar un nuevo álbum de estudio (el ultimo había sido Eternamiente de 2007) y a pesar de que mis expectativas eran mas bien pocas, supongo que la espera valió la pena. Esperaba algo mas ligero y accesible para la radio y salen con un trabajo donde las guitarras tiene mas importancia que en cualquiera de sus trabajos anteriores. Las letras asumen un enfoque mas maduro (proceso que ya se había iniciado en Eternamiente), y no demuestran en absoluto inseguridad por los tiempos que corren o la forma en que eso pueda afectar su música. Al contrario, encuentran en ella argumentos para seguir siendo fieles a si mismos.
Mi recomendada es “Gonner”. Es un híbrido medio extraño entre Audioslave, Black Lips y Los Lobos, con una letra todavía mas extraña.
Aquí va “Oleré Y Oleré El UHU”.

Calificación: 4/5
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s