Reseña: Eno & Hyde – Someday World y High Life

No dan música que sea precisamente fácil de escuchar. Pero por eso mismo resulta interesante.

El caso de esta reseña es bien especial por una serie de razones. Debido a que hace unos meses mi viejo computador se jubiló, tuve en puntos suspensivos varias reseñas que tenia a medio terminar, las cuales espero que se vayan revelando en los próximos días. Una de esas era el primer álbum de la colaboración entre Brian Eno y Karl Hyde, Someday World, del cual tenían como corte promocional “Daddy’s Car”, que incluso interpretaron en el programa de Jools Holland en el mes de mayo.

Sin embargo, apenas unas semanas mas tarde apareció sorpresivamente un segundo álbum, High Life, que seguía básicamente el mismo estilo electrónico de vanguardia cruzado con la world music.

“The Satellites” impone condiciones nada más empezar. “Daddy’s Car” como el primer sencillo funciona bien, equilibrado entre el estilo de Underworld y la tendencia más vanguardista de Eno. A esa mezcla le suman algunos coqueteos con la world music y ya tienes un sonido renovado para ambos. Llegamos a “A Man Wakes Up” y el ritmo se hace más difícil de clasificar. Parece música de hotel a la que se le tiran tomates para darle gracia. Con “Witness” apuestan por un muro de sonido al mejor estilo de Underworld para que Hyde despliegue su estilo a las mil maravillas. Para concluir la primera mitad “Strip It Down” parece que a la etapa berlinesa de Bowie le sumara elementos del trip hop. El resultado es bastante bonito.
Por esa misma línea va “Mother Of A Dog”, pero sumando unos ecos que te hacen nadar en las estrellas, pasa a otro nivel. En “Who Ringhs The Bell” Hyde sostiene con una línea de guitarra sencilla la canción, además de mostrar una faceta más melódica de la que le conocemos. “When I Built This World” es más experimental, donde loa ritmos rotos y un espíritu de free jazz Callejero del más agresivo manejan la parada. Con el paso de loa minutos la dinámica se hace mucho más selvática. Es tribalismo puro. Para terminar escogen “To Us All”, una especie de bolero espacial que no indica para nada que sea el final de algo en esta curiosa colaboración.
Y no tiene final porque cuando nos encontramos con High Life vemos que hay mantras en “Return”, momentos más funk en “DBF”, muy por el estilo de “Daddy’s Car”, momentos más difíciles de clasificar como en “Time To Waste It”, una modalidad más guitarrera de Underworld en “Lilac”, caos arquitectónico en “Moulded Life” y un final entre lúgubre y minimalista en “Cells & Bells”.
Debo reconocer que esta colaboración no da música que sea precisamente fácil de escuchar. Pero por eso mismo resulta interesante: son capaces de desafiarse a si mismos y seguir buscando nuevos significados para denominar tanto a Brian Eno como a Karl Hyde. No obstante, es mas cohesivo el esfuerzo en Someday World. High Life por su extensión y el hecho de ser aun mas difícil de escuchar por momentos parece un ejercicio de autocomplacencia donde le dan mas importancia que le deben a algunos descartes. Aun asi logra destacar en varios tramos como en “Lilac” o “Moulded Life”.

De hecho mi recomendada de ambos trabajos es “Moulded Life”. Captura muy bien el choque del pasado, el presente y el futuro que plantean ambos músicos.

Aquí va “Celebration”, del Someday World.

Calificación (para Someday World): 4/5

Calificación (para High Life): 3/5

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s