Reseña: The Kooks – Listen


Es el equivalente indie al Some Girls de los Stones.

Parece mentira que The Kooks haya dado el giro tan fuerte que dio en apenas 6 años. En ese tiempo eran todo guitarras, melodías bien trabajadas, cierto tono beatlesco y por encima de todo, indie rock puro y sin complejos en temas como “Always Were I Need To Be” o “Sway” unos años antes. Tenían una rivalidad abierta con Arctic Monkeys por una serie de incidentes personales entre Luke Pritchard y Alex Turner que, como siempre suele suceder en esos casos, ayudò a que ambas bandas impulsaran un poco mas su popularidad.

Si bien para 2011 ya había algunos síntomas de cambio cuando apareció el mas popero Junk Of The Heart; el hecho es que absolutamente nadie contaba con que los británicos dieran ese giro de tuerca tan radical a su sonido que inauguraron con “Down”, el primer sencillo de esta producción que de inmediato polarizó opiniones entre todos los seguidores de la banda. Por ese motivo y porque presentía que Listen iba a ser un trabajo donde un giro tan radical se debía leer siempre como uno solo, decidí no escuchar ningún otro de los adelantos posteriores hasta que el cuarto trabajo viera la luz.

Y puede que hasta haya tenido razón. “Around Town” impone condiciones desde el principio con un ritmo donde los coros gospel, las percusiones descomplicadas, algunas de las guitarras más atrevidas su carrera y la cautivadora voz de Pritchard no dejan espacio a la duda: se han redefinido totalmente. “Forgive & Forget” tiene más presencia de la guitarra y hasta mete algunos teclados. En “Westside” ya se hacen inevitables las comparaciones con Phoenix.

Pasamos a “See Me Now”, una especie de medio tiempo donde se sostienen en el piano en un principio para progresivamente subir la intensidad y armar una tremenda power balada. En “It Was London” optan por hacer new wave con guitarras más fuertes. Va mucho en la línea de gente como Kenny Loggins o Billy Idol. Le sigue “Bad Habit”, que vuelve al estilo del principio, pero ahora la batería cobra más protagonismo, incluso emulando por momentos un baile tribal. El resultado es admirable.
Admito que llegue a pensar que “Down” era un fake, que esos no eran The Kooks. Pero en lo absoluto pensé en crucificarlos como si lo hizo mucha gente. El tema es pegadizo, contundente y con una percusión magnífica. “Dreams” se tira por la bossa nova y sale muy bien parado. “Are We Electric” no se queda atrás y apuesta por lo sintético. ¿Un guiño a Gary Numan? Es posible.
Para cerrar Listen nos topamos con “Sunrise”, con una guitarra que de nuevo no tiene pierde con esa percusión tan agradable y Pritchard dándolo todo en la voz. Por ultimo, “Sweet Emotion” opta por darle más protagonismo al bajo en un cierre que fácilmente podría emparentarse con el hip hop.
No nos vengamos con rodeos: Listen es el equivalente indie al Some Girls de los Stones. No sabría decir si aparece en un momento desesperado como fue en el caso de Jagger y asociados, pero si llega en un punto donde la presión por seguir siendo un nombre importante es grande. Y mucho mas cuando ese nombre importante solo puede durar lo que dura un TT. Fue una buena movida de su parte, aun con el riesgo que implica distorsionar el significado de The Kooks en la mente de un seguidor.
Mi recomendada es “Westside”. ¿Alguien en serio imaginaba algo como eso de su parte cuando lanzaron “Always Were I Need To Be” hace 6 años?
Aquí va “Forgive & Forget”.

Calificación: 4/5

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s