Pills ‘N’ Thrills: Un vecino anónimo

Si, el vecino. Ese que bien puede ser tan trascendente como un saludo en el ascensor sin pena ni gloria, o bien puede timbrar un día cualquiera a reclamar por el ruido que hace la guitarra eléctrica que no deja dormir a la esposa enferma. O por el contrario al que uno va a reclamarle por el ruido tan exagerado de los decibles cuando suenan Silvestre o Diomedes. Puede ser el que se siente líder cuando hay reuniones de la Administración del conjunto, el que organiza la Navidad así sea entre los vecinos del mismo piso…
En efecto, hay muchos tipos de vecinos. Este al que me referiré en particular me resulta interesante de mencionar por dos razones. Una, nunca lo conocí. Y si lo conocí no lo recuerdo, porque debía tener apenas 4 años. Dos, ese quienquiera que sea tuvo el honor de poner en mis imberbes oídos la primera canción de rock que escuche en mi vida, algún día de 1997. Solo vine a saberlo diez años después gracias a VH1.
Gracias, quienquiera que sea. Usted ha sido un buen vecino.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s