Reseña: Pennywise – Yesterdays

Ni siquiera buscan reencontrase con ellos mismos, porque nunca se olvidaron de quienes eran.


Pennywise es sinónimo de ética profesional por encima de todo. Mas allá de las letras cargadas de reivindicaciones políticas y sociales de Jim Lindberg y el poder superar la muerte de su bajista original, Jason Thirsk; es raro que pasen mas de dos años sin que lancen un nuevo álbum. Siempre fieles a si mismos, a su estilo y a su disquera, Epitaph, se convirtieron desde los noventa en una de las bandas referente del punk californiano.

Este año llegan con un nuevo álbum, Yesterdays. El mismo resulta especial por dos razones: representa el regreso de Lindberg a la banda luego de retirarse en 2009 y dejar su lugar a Zoli Téglás, con quien grabaron All Or Nothing en 2012. Debido a la enfermedad de su nuevo vocalista, el mismo Téglás le pide a Lindberg que regrese a Pennywise. La otra razón es que con excepción de tres canciones, es un trabajo donde principalmente rescatan temas de años anteriores.

“What You Deserve” deja claro que con el regreso de Lindberg, vuelve también su mejor versión. Simple, directa y algo alocada. “Restless Time” a toda velocidad vuelve a dejarnos otro himno instantáneo, siempre con el bajo de Randy Bradbury liderando las acciones. “Noise Pollution” es la de más potencial como sencillo promocional.

“Violence Never Ending” es un ataque a las intenciones pacifistas de la gente, sin tomar en cuenta que el conflicto es algo inherente a nosotros. “Am Oi!” es un guiño a la subcultura, mientras que “Thanksgiving” opta por darnos punk californiano simple y rompedor al igual que “She’s A Winner”, un tanto más elaborada y con un ritmo oriental interesante en la entrada. Prácticamente enganchada llega “Slow Down”, con todavía más ruido y mala leche para deleite de todos.
“Public Defender” aborda el abuso policial con guitarras todavía más duras, mientras que “No Way Out” parece extender la historia, ahora desde la perspectiva del perseguido. “I Can’t Remember” concluye el álbum con cierta dosis de nostalgia.
Sin duda un trabajo solido, directo, dinámico y fiel a la leyenda que han representado durante tantos años. Ni siquiera es algo que busque reencontrase con ellos mismos, porque nunca se olvidaron de quienes eran. Yesterdays es la mejor evidencia posible de eso.

“Violence Never Ending” es mi recomendada. La letra es bastante inteligente y el zigzagueo de la guitarra es simplemente irresistible.

Aquí va “No Way Out”.

Calificación: 4/5
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s