Banks, o cómo superar un divorcio

No hablamos de alguien particularmente innovadora. Pero si hablamos de una privilegiada en la voz.

Se viene hablando de Banks desde finales del año pasado cuando su canción “Waiting Game” alcanzó el 99 en las listas británicas. pero solo hasta hace unos meses su popularidad comenzó a crecer en serio. Yo apenas vine a saber de ella a mediados de año cuando por accidente me crucé con “Goddess”. Fue uno de esos clics instantáneos donde el R&B y el trip hop se hacían un todo hermoso en mi cabeza.

Los padres de Jillian Rose Banks (su nombre de pila) se divorciaron cuando tenia 14 años. Un amigo le regaló un teclado que aprendió a tocar por su cuenta. A los 15 ya estaba escribiendo canciones. Esas dos particularidades le confieren a la oriunda de Orange County, California, dos elementos claves para explicar su éxito: el estilo tan personal de sus composiciones, y las letras que constantemente aluden a la perdida y la desolación.
En contraste, cuando su música pasa por productores como Totally Extinct Dinosaurs (responsable de 4 de las 14 canciones de Goddess) tiene atmósferas muchísimo mas poderosas y envolventes. Hace las letras mas dramáticas si se quiere, pero a la vez deja ver que hay una búsqueda por salir de esa oscuridad. Ya en dos EPs lanzados el año pasado llamados Fall Over y London dejaba clara su orientación, si bien en el primero había momentos donde claramente la tendencia iba dirigida al synthpop.
Ambos EPs fueron la base para crear Goddess, su álbum debut. En lineas generales refleja un punto de equilibrio entre esa gloria fatalista de sus sencillos, momentos mas exóticos y otros mas personales. Sin embargo, hay que decir que el hype que la rodea no ha sido tan excesivo como en otros casos, probablemente porque el publico y la critica aprendió de casos anteriores. Pero ni eso impidió que “Beggin For Thread” se metiera en las listas alternativas de Billboard en el puesto #33.

No hablamos de alguien particularmente innovadora en el trip hop, en el R&B o el pop de cámara. Pero si hablamos de una privilegiada en la voz. Tomando en cuenta que la habilidad de emocionar con una canción está a la mano de unos pocos, no es poca cosa.
Banks es uno de esos casos donde hay una comunión perfecta entre electrónica, una voz cálida, y las palabras apropiadas en cada canción. Goddess (del que habrá reseña en los próximos días) es sin duda uno de los debuts más importantes del 2014.

Para que se vayan deleitando, aquí va “This Is What It Feels Like”, incluida en su debut Goddess.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s