Reseña: Calvin Harris – Motion

El británico se reconcilia con sus inicios.

Calvin Harris es junto a Tiesto y Skrillex uno de mis DJs favoritos de los últimos tiempos. Odio admitirlo, pero el tipo desde siempre sabe cual es el secreto para crear no solo un hit que patee las discotecas, sino que también desde la letra tenga si no una profundidad, que al menos pueda trascender la pista de baile y se haga infaltable en tu vida cotidiana.
Prueba de eso son sus inicios incursionando en el synthpop y la música disco en su debut de 2007, I Created Disco. Dos años mas tarde en Ready For The Weekend se decide a incorporar elementos mas propios de la EDM en sencillos como “Flashback” o “You Used To Hold Me”, y no mucho tiempo después completa su transformación al hacer “We Found Love” con Rihanna. Siempre he odiado esa canción, pero debo admitir que en ella Calvin encontró la seguridad que necesitaba para hacer de 18 Months ese álbum tan magnifico que termino siendo.
Porque la cosa es que había un hit tras otro. “Let’s Go”, “Feel So Close”, “We’ll Be Coming Back”, “I Need Your Love”, “Drinking From The Bottle”, “Sweet Nothing”, “Thinking About You”… Se salia de todo parametro posible para dimensionar esa facilidad para sacar éxitos de forma constante. Imagino que Calvin se da cuenta de que no necesita probar nada más comercialmente hablando, y decide arriesgarse un poco mas en Motion, su cuarto álbum de estudio.
Aunque en líneas generales se mantiene la idea de 18 Months, principalmente en “Faith”, “Summer”, “Open Wide” y “Burnin”; Harris sabe meter variedad en “Under Control”, “Blame”, “Overdrive” y “Slow Acid”, que remite un poco a Cut Copy, un poco a The Chemical Brothers. “Together” con Gwen Stefani es fácilmente lo más cercano al synthpop que ha estado Calvin desde los tiempos de I Created Disco. Incluso en “Faith” incluye arreglos de una guitarra eléctrica de forma más o menos sutil.
Pero lo realmente interesante en este álbum es el hecho de que Harris se asume como el DJ de esta generación. El mejor ejemplo es indudablemente “Love Now” con All About She donde explota lo de armar un himno del pop al máximo. Otro buen ejemplo es “Outside”, con una Ellie Goulding a la que incluso se le siente más cómoda aquí que en “I Need Your Love”.
Otras sin embargo son más desafiantes en su estructura, alejándose incluso de intenciones post EDM. “Pray To God” con HAIM es una buena evidencia. “Ecstacy” y especialmente “Dollar Signs” con beats notablemente diferentes a los que hace el británico con regularidad, también caben en esa categoría.
Motion es un álbum variado. Tiene su plan B en caso de que salga mal, pero no creo que al productor se le vayan a torcer las cosas. Una canción tras otra es fácil notar como entiende que lo que hacia grandiosos sus hits hace dos años no es tendencia ahora mismo. Logra plasmar sensaciones variadas, incluso saliendose por momentos del plan romántico que suele manejar en muchas de sus letras. Casi que podríamos decir que en este álbum el británico se reconcilia con sus inicios.
Mi recomendada es “Love Now”. Lo de meter violines en un tema discotequero por naturaleza es uno de los riesgos mas valientes que podía asumir.
Aquí va “Blame”.
Calificación: 4/5
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s