The Mountains, synthpop puro y duro

A ojo cerrado es de lo mejor ya no del 2014, sino de la década entera.

The Mountains es sin duda un gran ejemplo de cómo el sentimiento indie, la épica, el sentido pop bien entendido y desarrollado, unos buenos teclados y un buen vocalista pueden volar tu mente. En lo personal son la cosa mas grandiosa que haya escuchado en mucho tiempo. Fue amor a primera escucha. Incomparables e intratables desde cualquier punto de vista.
Conformados por Michael Møller, y los gemelos Fridolin y Frederik Nordsø, son el cruce de lo mejor de dos mundos. Los gemelos fueron en el pasado miembros de una banda pop rock llamada The William Blakes, con la cual lanzaron cuatro álbumes a lo largo de la década pasada. Michael por su parte hizo parte de una banda de indie rock llamada Moi Caprice que también lanzo cuatro álbumes a lo largo de la década pasada, así como algunos EPs y un disco de remezclas. Luego de que dichos proyectos se disolvieran, los hermanos decidieron unir fuerzas con Michael y armar una banda totalmente diferente a las anteriores.
Provenientes de Dinamarca, pude conocerlos gracias a (cuando no) FIFA 15. De su álbum debut The Mountains, The Valleys, The Lakes lanzado en el mes de marzo se incluye la canción “The Valleys” en el juego. Desde la primera vez que la escuché me dejó claro que si no es el mejor tema del 2014, se acerca bastante. Eso y lo miopes que fuimos todos al ignorar el lanzamiento de su debut. Uno que, por cierto, tendrá su reseña en los próximos días. A ojo cerrado es de lo mejor ya no del 2014, sino de la década entera.
El otro sencillo que se lanzó, unos meses antes de “The Valleys” fue la canción “The Mountains”. Ambas comparten su gusto por los sintetizadores bien melódicos, percusiones solidas en los coros, y momentos donde aprovechan al máximo la gran habilidad vocal de Møller para emocionar con su voz. Ambas tienen una importante influencia de gente como Duran Duran, Visage, y principalmente Orchestal Manoeuvres in the Dark. Estos últimos son claves para explicar su sonido, si se toma en cuenta el carácter poético de sus letras y la electrónica que se mueve entre lo sinfónico y lo pegadizo.
Para ir sirviendo de abrebocas (y por qué no, de inclusión de ultimo minuto en un par de listas de fin de año) aquí va “The Valleys”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s