Reseña: Röyskopp – The Inevitable End

Escuchar “Sordid Affair” de noche puede ser una de las experiencias más fuertes que se puedan tener en la vida.

Reflexivo, algo oscuro, y sofisticado. Así se puede calificar el nuevo trabajo de la agrupación noruega Röyksopp, dando una nueva demostración de lo que pueden hacer cuando hacen de los teclados y sintetizadores una extensión de su cuerpo y su alma. Ademas del hecho de ser el quinto trabajo en su trayectoria, The Inevitable End destaca por el anuncio de que será su ultimo lanzamiento en el formato de álbum convencional. Puede signficar que solo lancen EPs, o sencillos sueltos, pero puede ser el fin de una etapa para el dúo conformado por Svein Berge y Torbjørn Brundtland.
“Skulls” va muy por la línea de la escuela francesa tipo Kavinsky o Daft Punk. “Monument (T.I.E Version)” sigue más la dinámica propia del dúo, diseñando un himno que pareciera hacer una ofrenda a la arquitectura. “Sordid Affair” es poesía pura. Los sintetizadores son perfectos, la percusión sabe cuando hacer presencia y cuando no, la voz le da vida propia a una letra de esas que marca época y generaciones. Retrata como muy pocas cosas esa soledad voluntaria y a la vez esa necesidad de afecto que nos caracteriza mucho más de lo que creemos. Otra para añadir a las buenas canciones que nos deja este año.
“You Know I Have To Go” mantiene la dinámica relajada de la anterior, yéndose por una mezcla entre lo sinfónico y lo ambiental. “Save Me” vuelve a subir revoluciones, dándonos un momento bien sofisticado en los teclados, pero mucho más dramático en las voces y la letra. El intermedio le da todavía más glamour e impacto. Recuerda mucho a The Beloved. “I Had This Thing” es más discotequera, pero conserva el tono introspectivo del álbum en general a esas alturas.
Luego de un experimento sintético bien extraño en “Rong”, aparece la cadenciosa “Here She Comes Again”, bien inspirada y hasta con algún violín para darle un carácter más grandilocuente. “Running To The Sea” es probablemente la más accesible del álbum, pero funciona muy bien por la voz de la chica, que le imprime sentimiento a esa frialdad memorable de los sintetizadores. “Compulsion” vuelve parcialmente a la idea de “Sordid Affair”, sólo que está vez opta por darle más fuerza a los bajos y mantener la percusión fija y constante. Los teclados conservan la sutileza, mientras que el vocalista mezcla seducción con frialdad a la hora de cantar.
El instrumental “Coup De Grace” con su carga de nostalgia cinematográfica abre paso a la última canción: “Thank You”. Recurre nuevamente a la noche y la ciudad cono inspiración, cerrando de forma bellísima uno de los trabajos clave de la música electrónica en lo que vamos de la década.
Comparado con sus esfuerzos anteriores, The Inevitable End le da algo mas de importancia a las letras. No sabría decir si es el mejor del catalogo de Röyskopp, pero es claro que es el de mayor impacto mediático hasta la fecha. Una canción tras otra justifican esa atención renovada, y si eso los va a llevar a una etapa totalmente nueva, es un buen marcapaginas.
Mi recomendada es inevitable. Después de todo, escuchar “Sordid Affair” de noche puede ser una de las experiencias más fuertes que se puedan tener en la vida.
Aquí va “Save Me”.
Calificación: 4/5
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s