Los álbumes que no pude reseñar en el 2014 (Parte I)

Una serie de seis entregas con pequeñas observaciones relacionadas a esos trabajos que no fueron reseñados.

El 2014 está dando sus últimos coletazos y la comida trasnochada abunda en las casas de todos. A un día de que revelemos los ganadores de los Premios THIS IS MUSIC, así como la lista con los 10 trabajos mas importantes del año para nosotros, he decidido expiar mis culpas con los álbumes que no pude reseñar. 

Efectivamente, hubo una buena cantidad de trabajos que bien fuese por tiempo, porque no supe como abordar apropiadamente las reseñas, o porque sencillamente no sabia de ciertos artistas, las pasé por alto. En total eso incluye unos cincuenta álbumes que no pude reseñar. Debido a eso y porque la gran mayoría merecían ser mencionados, viene una serie de cinco entregas con pequeñas observaciones relacionadas a esos trabajos que no fueron reseñados. Cada una incluye de todos modos su respectiva calificación y una canción recomendada, con el fin de dejarle al respetable la posibilidad de profundizar mas alrededor de esos trabajos.
Hay dos entregas que planeo, sean especiales dedicados a dos modalidades: una al heavy metal, del cual se lanzaron varios trabajos muy importantes y que en su gran mayoría no pude reseñar; y otra a los solistas, muchos de ellos con trayectorias que van desde los años setenta u ochenta o incluso antes, así como algunos otros mas actuales. Pero esas verán la luz mas adelante.
Dicho eso, comencemos.
Courteeners – Concrete Love
Arrancamos con esta agrupación de Manchester que para la ocasión lanzo su cuarto trabajo de estudio. Courteneers acostumbran siempre a ponerte buenos temas en los oídos y en Concrete Love no hacen la excepción. Guitarras que van entre reverberaciones contagiosas y un sentido de la melodía que no teme admitir su predilección por el britpop, no se fueron con chiquitas a la hora de ser más ambiciosos y maduros. Para junio del próximo año tienen planeado presentarse con la casa llena en Heaton Park. Muy buen síntoma.
Canción recomendada: White Horses
Calificación: 4/5

Cloud Nothings – Here And Nowhere Else

Si este año no se habló mucho de Bo Ningen o Pulled Apart By Horses, es porque Cloud Nothings se robó todas las miradas. A lo largo de las 8 canciones de Here And Nowhere Else dan una muestra de lo que han sido siempre: un ente al que no le resulta difícil cruzar el hardcore, el indie rock, el noise y el post punk para estremecernos a todos con una formula salvaje, explosiva e irremediablemente contagiosa.

Canción recomendada: Pattern Walks
Calificación: 4.5/5

Caribou – Our Love

Caribou fue uno de los artistas que causo más furor en el ámbito indie con Our Love, un álbum de artesanía pura que se estableció como uno de los más desafiantes en la electrónica por ese carácter tan personal del canadiense, que cruza elementos del trip hop con sintetizadores en plan futurista para armar algo totalmente nuevo, desde cero. Un trabajo digno de aplaudir, sin duda.

Canción recomendada: Second Chance
Calificación: 4.5/5
Embrace – Embrace

Un regreso muy interesante fue el que nos regaló Embrace con su sexto trabajo discográfico, que en esta ocasión decidieron que fuese homónimo. La banda de los hermanos Danny y Richard McNamara nos ofrece un regreso parcial a sus raíces post-britpop, incorporando también elementos de la electrónica y el post punk. Es verdad que por momentos se pierden en su propia ambición, pero todavía en “Refugees”, “In The End” y “A Thief On My Island” se las ingenian para sonar refrescantes y renovados.

Canción recomendada: A Thief On My Island
Calificación: 3.5/5

Flying Lotus – You’re Dead

Flying Lotus lanzó este año uno de esos traba
jos que inevitablemente te dejan con la boca abierta. You’re Dead no dejó absolutamente nada sin profanar, nada sin manosear o procesar para hacerlo parecer un experimento más propio de lo que pasaría si Miles Davis improvisara con los Beastie Boys o con Dr. Octagon. A uno le puede gustar o no el hip hop o el jazz, pero cuando ambos géneros sacan algo que va más allá de todo calificativo, uno solo se rinde ante la evidencia. Este es el caso.

Canción recomendada: Siren Song (ft Angel Deradoorian)
Calificación: 4.5/5

Gui Boratto – Abaporu

Para tipos que me dejen con la boca abierta este año, Gui Boratto. Siempre que el brasileño pone sus manos sobre un tornamesa o un sampler, hace del techno y el house mundo muy diferente para todos. Su quinto trabajo, Abaporu, no es la excepción. No teme insistir con ambos géneros, así como con el drum and bass o el synthpop para volar nuestras cabezas un tema tras otro. Fácilmente compite con GusGus y Caribou entre los mejores trabajos de electrónica del 2014.

Canción recomendada: Joker
Calificación: 5/5

Iceage – Plowing Into The Field Of Love

Pero el 2014 puede calificarse por encima de todo como el año donde el post hardcore decidió mezclarse con el indie o el post punk para darle una nueva dosis de riesgo y agresividad a la escena alternativa internacional. Entre Cloud Nothings, Pulled Apart By Horses y ahora Iceage; hay evidencia importante de las posibilidades renovadas para el género en lo que queda de la década para seguir ese camino. Para el caso, Plowing Into The Field Of Love es como leí en algún comentario hace unos días, un hijo raro de Nick Cave, The Clash y Joy Division. Urbanidad caótica, algo trastornada, pero siempre valiente.

Canción recomendada: Let It Vanish
Calificación: 4/5
Information Society – Hello World

Los norteamericanos responsables de sorprender al synthpop inglés con “What’s on Your Mind (Pure Energy)” (muy recordada además por su aparición en American Psycho) lanzaron este año su sexto trabajo discográfico, Hello World. Actualiza su gama de posibilidades que oscila entre el synthpop, el house y elementos del freestyle, sin perder la frescura ni por un instante. Incluso cuentan con la participación del bajista de Devo, Gerald Casale en “Beautiful World”.

Canción recomendada: The Prize
Calificación: 4/5

King Gizzard & The Lizard Wizard – Oddments

Uno de los descubrimientos más interesantes que hice en este 2014 provino de Australia. Como abanderados de la neo psicodelia en una versión más sucia y desproporcionada de lo que hacen sus compatriotas Tame Impala o los Unknown Mortal Orchestra, los King Gizzard & The Lizard Wizard lanzaron dos trabajos este año. 

En el caso de Oddments que salió en marzo, dieron una muestra para todos de su capacidad para capturar elementos del garage (ya sean musicales o en la producción) y ponerlos al servicio de momentos relajados al estilo de “Stressin’”, melódicos como “Vegemite” o “It’s Got Old” y otros que caen directamente en el calificativo de ‘absurdos geniales’ como “Alluda Majaka” o “Pipe Dream”.
Canción recomendada: Crying
Calificación: 4.5/5
The Datsuns – Deep Sleep

Cerramos este primer repaso con el sexto trabajo de esta agrupación neozelandesa, Deep Sleep. Impacta de lleno por sus guitarras, ácidas y a la vez rasposas, dando como resultado lo que pasaria si Black Sabbath reemplazara a Tony Iommi y Bill Ward con los hermanos Asheton de The Stooges. No da un solo instante de tregua, desgarra oídos un tema tras otro y de paso le recuerda a contemporáneos suyos como Wolfmother que en el rock, la inmediatez mata al perfeccionismo desmedido.

Canción recomendada: Caught In The Silver
Calificación: 4/5

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s