Los álbumes que no pude reseñar en el 2014 (Parte II)

Discos que van entre electrónica, psicodelia, folk, melodía preciosista y el indie mas puro.

Seguimos con la segunda parte de esta serie de trabajos que no pude reseñar en el 2014, previo a conocer los ganadores de los premios THIS IS MUSIC y la lista de los mejores trabajos del 2014 según este blog. Hay mucha variedad y una que otra sorpresa personal, pues hubo varios discos de los cuales definitivamente olvidé reseñar. Nota mental: en las uvas de Año Nuevo debo anotar algo que diga “mas orden con la música que escucho”…

En esta ocasión vamos a repasar discos que van entre electrónica, psicodelia, folk, melodía preciosista y el indie mas puro. Incluso hay productores metidos a músicos entre estos descartes. Comencemos.

Zoot Woman – Star Climbing

Este trío inglés es conocido particularmente por el hecho de que uno de sus miembros es Stuart Price, productor que a lo largo del milenio ha sido responsable de producir hits para Madonna, The Killers y Scissor Sisters. Pero además de eso, se les llegó a considerar como pioneros del electroclash en el Reino Unido. 
En su cuarto álbum, Star Climbing, decidieron optar por un estilo minimalista orientado al synthpop, muy por el estilo de The Mountains. Equilibra bien comercialidad con experimentación, si bien a ratos puede pecar de autocomplacencia.
Canción recomendada: Rock & Roll Symphony
Calificación: 4/5
We Were Promissed Jetpacks – Unravelling
La agrupación escocesa liderada por Adam Thompson lanzo este año su tercer trabajo discográfico, donde deciden arriesgarse en dos vías. Una, con guitarras mas reverberantes, en ocasiones casi rayando en el post rock. Otra, donde prueban con elementos más melódicos de los que acostumbran. El resultado es un trabajo por momentos digerible, pero todavía desafiante.
Canción recomendada: Bright Minds
Calificación: 4/5

Literature – Chorus

Definidos por Pitchfork como una mezcla libre de The Feelies, Buzzcocks y las guitarras de The Smiths, esta agrupación de Filadelfia dejo una impresión refrescante con Chorus, su segundo trabajo de estudio y el primero con Slumberland Records. Es un trabajo melódico, bonito, agradable de escuchar, a medio camino entre el indie pop y las maneras del college rock. No temen demostrar los guiños a The Beatles y The Stone Roses en muchas de sus canciones, e incluso en la misma portada. Una banda a la que esperemos que el tiempo le de un perfil más alto en el panorama indie.
Canción recomendada: Tie-Dye (Your Life)
Calificación: 4.5/5
Primus – Primus & The Chocolate Factory With The Funky Ensemble
Debo admitir que no escucho tanto a Primus como quisiera, pero también hay que admitir que esta recreación de la banda sonora de la película Charlie y la Fabrica de Chocolates es atractiva por si sola. En manos de Les Claypool y compañía es una colección de temas mucho mas retorcida de lo que en realidad era, con percusiones y muchos ecos robándose el protagonismo. A eso sumale una campaña de promoción muy interesante en la que la banda vende chocolates porque “la industria aun no encontró la forma de digitalizarlos” y que sea el primer trabajo desde 1995 en el que colabora el baterista Tim Alexander. Mejor imposible.
Canción recomendada: Golden Ticket
Calificación: 4/5
Simian Mobile Disco – Whorl

Tenemos ahora a otro grupo de electrónica con un productor sobresaliente. En este caso hablamos de James Ford, conocido por su trabajo con Arctic Monkeys, Florence and the Machine y Klaxons. Él junto con Jas Shaw nos trae el cuarto trabajo de Simian Mobile Disco, Whorl. Mas ambiental y menos orientado a la discoteca que los anteriores, le da rienda suelta a las inquietudes creativas más misteriosas e intensas del dúo con sintetizadores hipnóticos y secuencias más desafiantes.
Canción recomendada: Sun Dogs
Calificación: 4/5
The Magic Numbers – Alias
Luego de un receso durante el cual Michele Stoddart lanzó un álbum en solitario, The Magic Numbers vuelve mejor que nunca con Alias. Maduros, acertados en las melodías y con los hermanos Michele y Romeo perfectamente afinados en las voces, nos regalan una colección de canciones bastante bonita, siempre con los muros de sonido llevándose el protagonismo, emulando el estilo de gente como Glasvegas, por no hablar de Fleetwood Mac o The Beatles.

Canción recomendada: Accidental Song
Calificación: 4/5
Shellac – Dude Incredible
Otro ejemplo de como el post hardcore decidió tomarse al indie por sus propias manos. Aunque en este caso hablamos de un veterano del medio: Steve Albini. El también aclamado productor junto a Bob Weston y Todd Trainer nos deja ver en nueve canciones una demostración de energía extraida de la materia oscura. Dude Incredible es una mezcla libre de elementos del post punk, guitarras hardcore y dinámicas propias del math rock. No deja indiferente a nadie.
Canción recomendada: The People’s Microphone
Calificación: 4.5/5
Sun Kil Moon – Benji
A falta de Bon Iver, bueno es Sun Kil Moon. Con ellos y con Caribou finalmente decidí no hacer reseña porque no estaba muy seguro de como abordar esos trabajos. En el caso de Mark Kozelek, hablábamos de alguien que me desubicó porque a pesar de que lo vine a conocer con Benji, ya llevaba una trayectoria mas o menos larga, pero todo el mundo comenzó a hablar de un momento a otro acerca de su banda.
Y no es para menos. Kozelek simple y llanamente se superó a si mismo, mostrando sin tapujos matices de Arcade Fire o Modest Mouse en la instrumentación y las letras, muchas de ellas que van entre lo confesional y lo emocionante. Un trabajo bastante chusco, por así decirlo.

Canción recomendada: Carissa
Calificación: 4/5


Thee Oh Sees – Drop

Liderados por la locura sin remedio de John Dwyer, Thee Oh Sees viene lanzando en los últimos tiempos una saga de obras maestras del garage psicodelico dignas de mención, como en el caso de Drop. Expresionismo llevado al limite, estructuras caóticas sin nada distinto a un pulso de guitarra para sostenerlas, no se va con chiquitas cuando se trata de imponer el caos en tu mente.
Canción recomendada: Camera (Queer Sound)
Calificación: 4/5

OK Go – Hungry Ghosts
Cerramos esta segunda parte con el cuarto trabajo de la agrupación de Chicago. El cambio con respecto a sus trabajos anteriores es radical. Dejan las guitarras de lado y se orientan mucho más hacia la electrónica y los teclados ochenteros. Sabor a Wire y Pet Shop Boys por todos lados y un tono algo más introspectivo del que acostumbran para darle vida a dos sencillos estupendos: “The Writing’s On The Wall” y “I Won’t Let You Down”. Merecieron una reseña mucho más completa de mi parte, definitivamente.
Canción recomendada: The One Moment
Calificación: 4/5
Anuncios