Retrospectiva: XTRMNTR, el lado b de Primal Scream

El ultimo álbum subversivo del rock hasta la fecha.

A Primal Scream los conocí por las referencias de bandas como, entre otras, The Stone Roses, The Chemical Brothers, Kasabian o New Order, que con mucha frecuencia coincidían con ese nombre. Un día movido por la curiosidad me decidi a explorarlos, y aunque canciones como “Rocks” o “Some Velvet Morning” me conquistaron, realmente tardé mucho en comprender su verdadero valor.

Eso cambió cuando escuché un tiempo después “Swastika Eyes” y “Kill All Hippies”. Me sorprendí porque para ser canciones tan potentes, realmente era extraño que nadie hablara de esa banda, ni siquiera en el circulo indie. Aun no sabia de Screamadelica, ni de la gran cantidad de músicos que sentían admiración por Bobby Gillespie y compañía, por lo que esa primera impresion fue determinante para declararme un defensor a capa y espada de su trayectoria.

En síntesis: me hice seguidor a muerte de esta banda por XTRMNTR, álbum que hace unos días cumplió 15 años de haber visto la luz.

Contexto
Ya habían pasado varios años desde que pusieron de rodillas a los críticos con Screamadelica y nos enseñaron que el rock clásico y la discoteca podían llevarse muy bien. A la consecuente gira le siguió una etapa donde los delirios de grandeza de todos los miembros (principalmente de Gillespie) y la heroína hicieron de las suyas durante las sesiones de Give Out But Don’t Give Up, que fue atacado con dureza por ser un trabajo mas emparentado con los Rolling Stones que con Primal Scream.
Al terminar la gira de promoción las relaciones estaban peor que de costumbre, llegando a estar muy cerca de separarse. Pero al final solo acaba abandonando Primal Scream el baterista Philip Tomanov. Para tomar su lugar llega Paul Mulreany, a quien se le suma el bajista ex-Stone Roses, Mani, para ocupar ese mismo rol con los Scream. Con ellos se lanzó Vanishing Point en 1997, recuperando la aceptación de la critica con un sonido mas atmosférico, influenciado por el dub y retomando parcialmente las enseñanzas de Screamadelica.

Ese periodo se iba a caracterizar por ser una transición no solo creativa sino personal, pues muchos de los miembros de la banda estaban luchando por dejar las drogas por esos días, asi como de resolver los conflictos que casi los llevan a la separación. Durante la gira y en medio de ese proceso, Mulreany abandonó Primal Scream, siendo reemplazado por Darrin Mooney.

Poco después lanzarían un EP llamado If They Move, Kill Em, donde colaboraría por primera vez el ex-My Bloody Valentine y maestro zen del shoegaze, Kevin Shields. Desde ese momento Shields si bien no seria considerado un miembro oficial de Primal Scream, si colaboraría con ellos en estudio y en las presentaciones en vivo. Era un buen aviso de lo que se venia en el horizonte luego de que el mundo superara el Y2K y una nueva era llena de dudas y miedo se alcanzara a distinguir al fondo.

El disco

XTRMNTR fue en palabras de Gillespie un álbum que describía “lo que es vivir en Gran Bretaña en los tiempos que corren”. Suponemos que con sus palabras buscaba referirse a un orden político, social, económico y cultural orientado a ver mas allá de lo que decían a los medios personajes como Tony Blair o la monarquía, así como a la complacencia de ambos con la política exterior de Estados Unidos, al patriotismo (a esas alturas exagerado) que puso en circulación el britpop, las aparentes libertades económicas que cortaban con los años de austeridad y guerra a muerte con el sindicalismo de Margaret Thatcher y su gobierno conservador, y a una creciente sensación de peligrosa comodidad creativa por parte de los que se subieron al carro de la victoria luego del britpop. Gente como Robbie Williams, Coldplay y Starsailor no arriesgaban mucho y se llevaban toda la popularidad con el trabajo hecho previamente por Oasis, Blur, Suede, Pulp y similares.

¿Que buscaba entonces XTRMNTR? Un shock. Despertar a todo el país de ese artificio y demostrarle que, por un lado, el sentimiento de la Cool Britania era una mentira que estaba ocultando cosas preocupantes en la sociedad del momento. Pero por otro lado, demostrar desde la música que todavía existía la posibilidad de plantar cara a lo establecido. Independiente del éxito comercial, había que plantar un legado incomodo para el pop pero atractivo de seguir para la siguiente generación.

Justamente de esa forma, atractivo pero incomodo, se puede calificar “Kill All Hippies” el primer tema del álbum. Mucha electrónica ácida y conspiranoide sostenida por un beat cadencioso mientras escuchamos a Gillespie cantar repetidamente “You got the money, I got the soul”. Una frase que protesta por resistir al influjo de la globalizacion tal y como lo hacían por esos días en Seattle durante la Cumbre de la Organización Mundial del Comercio. Y, por qué no, una clara advertencia de que esto no tenia nada que ver con Screamadelica.

“Accelerator” pone las guitarras a todo trapo en nuestros oídos en una idea noise/shoegaze en la cual tiene mucho que ver Kevin Shields, como buscando hacerle cosquillas al Raw Power de The Stooges. La letra alude al vértigo y el miedo con el que se vive en la actualidad, a la vez que le grita al futuro, como queriendo que reaccione e incite al cambio. Pasamos a “Exterminator”, que suena con alguna reminiscencia de lo hecho con Vanishing Point. Ritmos cadenciosos, un bajo estupendo de Mani y mucha oscuridad reforzada por un Gillespie imbatible. Suena como David Bowie haciendo acid house al lado del muro de Berlin mientras estalla la Tercera Guerra Mundial.

Mejor preparación que esa para recibir “Swastika Eyes” a todo lo que da no puede haber. Posiblemente una de las ultimas canciones en tener la valentía de plantar cara de esa forma a las listas y salirse con la suya a pesar de que la polémica pudiese jugar en su contra.
Producida por Jagz Kooner, cuenta con sintetizador entrecruzado con la mejor linea de bajo que haya aportado Mani a Primal Scream, junto a unos beats que incitan a bailar mientras el amotinamiento en la ciudad tiene lugar no dejan lugar a las dudas sobre si puede llevarse bien con las listas a nivel de ritmo. Pero ellos ejecutan todo eso a la par con una letra que nos advertía muy acertadamente que las cosas iban a empeorar arrancando el milenio.

“I see your autosuggestion psychology
Elimination policy
A military industrial
Illusion of democracy”

Llega la hora de bajar un poco las revoluciones con “Pills”. Palabras como “sick” o “fuck” repetidas constantemente suenan como un mantra mientras la música
se siente reposada y a la vez desolada, como haciendo el conteo de muertos luego de producirse el choque entre los dos bandos. En esa linea más tranquila pero todavía desafiante nos topamos con “Blood Money”, que coquetea con el free jazz mientras Darrin Mooney y Mani en batería y bajo la sostienen a su antojo.
Encontramos ahora a “Keep Your Dreams”, notablemente deudora del krautrock aunque siempre conservando ese tono relajante que caracteriza la parte media de XTRMNTR. Pero pronto sienten la mala leche fluir de nuevo y la destilan de forma brillante en “Insect Royalty”. Retoma la idea de “Kill Al Hippies” y “Exterminator” en la forma de equilibrar beats con ruidos insoportables de electrónica y transmisiones radiales, incitando a nuestro demonio interno a salirse y destruirlo todo.
Para rematar este álbum como se debe, Primal Scream saca tres golpes de efecto. El primero con “MBV Arkestra (If They Move, Kill Em)”, una nueva versión de “If They Move, Kill Em”, originalmente incluida en Vanishing Point, ahora con más vientos y un espíritu funky que progresivamente va cediendo al influjo electrónico agresivo que caracteriza el disco.
Eso nos deja bien preparados para “Swastika Eyes”… Un momento. ¿Pero esa no la habían hecho ya? Si y no. Porque verán, cuando se trata de Primal Scream, siempre puedes hacerle la escucha de un disco más incomoda e impredecible a quien se arriesgue apostando por ellos. Efectivamente, vuelve a aparecer “Swastika Eyes”, pero ahora en una versión remezclada por The Chemical Brothers. Más sintética, más orientada a la discoteca, pero igualmente demoledora.

Y para que nadie siquiera se atreva a mencionar algo relacionado con “falta de ideas” en este álbum, “Shoot Speed/Kill Light” cruza sin pudor a Joy Division (Bernard Sumner colabora en esta canción), Kraftwerk y My Bloody Valentine, mientras la voz de Gillespie alterna entre el robot que canta repetidamente “Shoot speed, kill light” y el que hace armonías aleatorias para incrementar la sensación que da escuchar un experimento retorcido pero que a esas alturas también daba esperanzas en lo que podía pasar con la música y quienes se dejaran influir por el ultimo trabajo subversivo del rock hasta la fecha.
Recepción
Comparado con la tendencia que rodea esfuerzos de ese tipo, XTRMNTR tuvo éxito comercial. Al menos en el Reino Unido, donde ingreso en el #3 de las listas, mientras que el sencillo “Swastika Eyes” con polémica a bordo alcanzó el #25. Posteriormente se lanzarían otros dos sencillos, “Kill Al Hippies” y “Accelerator”.
La gira posterior tuvo un éxito notable, al extremo de que este álbum seria la columna vertebral de muchas de sus presentaciones hasta 2006, así como la base para grabar su siguiente trabajo, Evil Heat, lanzado en 2002. Resultó particularmente destacada su presentación en el Festival de Glastonbury en 2005, marcada por la polémica. Cuando tocaron “Swastika Eyes”, Gillespie hizo repetidamente el saludo nazi a la audiencia, gesto que fue duramente criticado.

En años posteriores publicaciones como Pitchfork, Allmusic y NME incluyeron el álbum entre los mejores trabajos de los 2000 por marcar la separación entre dos siglos y por tomar lo mejor del siglo XX para marcar, en muchos niveles, la pauta a seguir en lo que llevamos del siglo XXI.

Legado
Convengamos que las letras no eran otra cosa que ganas de armar alboroto en la mayoría de ocasiones. Eso y que quienes crecimos en los años posteriores a la publicación de ese disco al parecer decidimos alejarnos de la política al sentir un desencanto absoluto con ella, fuese para participar o protestar. Eso influye mucho en la sensación que inspira de ser este el ultimo álbum políticamente militante.
Pero a nivel musical, XTRMNTR sacudió los cimientos que separaban al mundo entre tendencias divergentes como el grunge, el britpop, el nu metal y las distintas tendencias relacionadas con la electrónica y el hip hop. Consiguió que en el futuro (y en parte gracias a la globalizacion) las tendencias futuras no se vieran tan limitadas a un país y una época, dando luz verde a los revivals que vienen caracterizando al indie desde entonces.
Si bien Primal Scream no es una banda a la que se le haya prestado toda la atención que se debe, dificultando encontrar algo así como una linea de sucesión, la influencia posterior de XTRMNTR no se hizo esperar mucho. La redefinicion iconoclasta que hizo Radiohead de su música con Kid A anda muy a tono con ese espíritu rebelde, cosa que se evidencia en canciones como “Optimistic”, “Idioteque” o “The National Anthem”. No es gratuito, por ejemplo, el hecho de que Kasabian le pidiera a Jagz Kooner hacer un remix de “Club Foot”, o que incluyeran dos versiones de “Reason Is Treason” en su debut, tal como lo hicieron los Scream con “Swastika Eyes”. Incluso ambos discos comparten similitudes en concepto y sonido. Hasta My Chemical Romance mencionó XTRMNTR como una importante influencia durante la grabación de Danger Days: The True Lives of the Fabulous Killjoys.

El legado máximo de XTRMNTR, sin embargo, es demostrar que Primal Scream no tenia complejos cuando se trataba de llevar las posibilidades del rock visto como manifestación artística hasta sus limites más ridículos. Era el completo opuesto de Screamadelica. No era armonía, sino caos. No era luz, sino oscuridad. Y es hasta la fecha el otro disco indispensable para entender por qué aun en las sombras siguen siendo una banda sin la cual no se podría entender la música del siglo XXI.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s