Reseña: Tame Impala – Currents


El tipo solitario de Lonerism cede paso a uno que se hace una pregunta: ¿qué es el amor?

Currents puede ser el mejor álbum del 2015. Eso no quiere decir que lo sea ya ipso facto, pero tiene buenas posibilidades. Las publicaciones más importantes les hacen ojitos (9.3 en Pitchfork), los sencillos tienen alta rotación y entre shows de TV y conciertos como el de Coachella les han dado motivos para justificarlo.

Sin embargo, hay un sector que critica con dureza ese giro, y proviene principalmente de aquellos que llegaron con Lonerism. Ya sea por dejar de lado las guitarras o simplemente por hacer de su neo psicodelia un revival del pop ochentoso. Mi pregunta es: ¿no lo vieron venir cuando Kevin Parker decía que Britney Spears era un referente importante para él en las melodías? ¿O cuando colaboró con Mark Ronson? ¿O cuando hizo un cover de Michael Jackson? Porque no nos digamos mentiras, “The Moment” pudo haber hecho parte de Of The Wall o Thriller sin demasiados problemas.
No sé. Yo creo que lo veía venir desde que los vi en vivo el año pasado. No era difícil notar que con frecuencia los golpes en la batería eran más propios de los beats de la electrónica que de la neo psicodelia que representaban. Probablemente por eso me resultó más sencillo entender lo que pretendía la banda en Currents.
Y probablemente es por eso que “Let It Happen” se convertirá en la mejor canción del 2015. Por interpretar mejor que cualquier otra un momento creativo donde la neo psicodelia puede encontrarse con Billboard sin sacrificar su esencia del todo. Las armonías, los arreglos, los estados de trance; todo sigue ahí. Lo que cambia es la forma de llegar a ellos. Y los temas abordados, claro. El tipo solitario (por no decir antisocial) de Lonerism cede paso a uno que se hace una pregunta para la cual hay que tener mucha experiencia y, sobre todo, muchas pelotas para responder: ¿qué es el amor?
“Yes I’m Changing” puede hablar de cómo las actitudes de uno cambian cuando está enamorado, sobre todo cuando hablamos de tragas de esas que producen nauseas, para pasar luego de un rato a hablar de esos momentos cuando uno de los dice “deberíamos salir y conocer otras personas” como en “The Less I Know The Better”. A lo largo del álbum se aprecia ese continuo dualismo entre éxitos y fracasos, mismos que se hacen más evidentes en el tema final “New Person, Same Old Mistakes”.
La clave del álbum, sin embargo, radica en tres interludios impecables que desearíamos fueran canciones por si solas, pero que en esa modalidad le permiten al disco avanzar con fluidez. Y si bien Currents no da una respuesta definitiva sobre las cosas del amor, retrata bien los dos lados de la moneda: el enamorado y el despechado, el descomplicado y el acosador, el sacrificado y el desobligado. Siempre desde la perspectiva masculina. ¿Por qué? ¡Pues porque es un hombre!
“Eventually” es mi recomendada. Roza la perfección, por muchos clichés que pueda tener.
Aquí va “Past Life”.

Calificación: 4.5/5
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s