Reseña: Disclosure – Caracal

La leyenda de Disclosure apenas ha comenzado a escribirse.

Han pasado dos años desde que Disclosure lanzara Settle, y solo se ha necesitado ese tiempo para evidenciar la importancia capital de ese álbum en el panorama de la electrónica internacional. Con una colección de temas refrescante, una idea radicalmente opuesta al dominante EDM, colaboradores no muy reconocidos en ese momento (Sam Smith, London Grammar y Aluna George se hicieron de conocimiento público gracias a ellos) y el saber estar en el lugar apropiado; los hermanos Howard y Guy Lawrence cambiaron radicalmente las reglas del juego en la pista de baile.
Settle revivió los valores del house original y le dio un nuevo aire al UK Garage que supo dominar el Reino Unido a comienzos del milenio, influyendo radicalmente en un cambio de enfoque para una buena parte de los exponentes de la EDM. Pero a la vez, puso el listón altísimo para un eventual segundo trabajo del dúo. A lo largo del año fueron apareciendo “Holding On”, “Omen” (donde repite Sam Smith), “Willing And Able” y “Jaded”, allanando el camino para su segundo álbum, Caracal.
La cosa con los segundos álbumes es la dificultad de repetir en menos tiempo lo que tomó todo el tiempo del mundo en el primero. Caracal no es ajeno a la regla, y encontramos que no es tan atrevido y diverso como lo fue Settle. Hay una dinámica decididamente más house, más soul y más R&B presente en las once canciones que conforman el disco, mientras que las voces se hacen más protagonistas que los ritmos en sí mismos. Ciertamente la formula se estabiliza, se define el perfil de Disclosure (haciendo que el conjunto sea un poco más predecible), pero sigue siendo una plataforma interesante para los artistas desconocidos, y por supuesto, una autentica máquina de hits.
Colaboraciones como las de Gregory Porter en “Holding On”, Kwabs en “Willing And Able”, el norteamericano Miguel en “Good Intentions”, Nao en “Superego” o Lion Babe en “Hourglass” dejan algunos nombres interesantes para el próximo lustro y buenos momentos para la noche. Entre los temas donde los hermanos Lawrence van por su cuenta, “Jaded” y “Echoes” brillan con luz propia, mostrando ambos esa facilidad insultante para hacernos mover a ese ritmo que los ha convertido en el referente más importante de la música electrónica en la actualidad.
Sin embargo, ya no pueden ser ajenos a eso de las tendencias como lo fueron al principio, y es por eso que vemos a The Weeknd colaborando en “Nocturnal”, una canción completamente superior a cualquiera que haya lanzado el canadiense por cuenta propia, y a Lorde dando un admirable desempeño en “Magnets”. Por supuesto Sam Smith no se queda atrás y “Omen” resulta tan imponente como atrapante para los estándares del dúo.
Caracal es en suma una secuela de Settle que ofreció dificultades, dudas, dilemas y desafíos muy fuertes durante su composición y grabación. Todos ellos resueltos con la habilidad innata para producir y armar ritmos contagiosos del dúo, así como la inteligencia para rodearse de la gente correcta en las colaboraciones. Parece increíble en una época donde las tendencias mueren a la misma velocidad que los hashtag en Twitter, pero la leyenda de Disclosure apenas ha comenzado a escribirse.
Mi recomendada es “Nocturnal”. Todo el bombo que le han dado este año a The Weeknd solo lo he podido ver justificado en esa canción. Y todas las virtudes de Disclosure para sacar lo mejor de cada colaboración se ven perfectamente reflejadas en la misma.
Aquí va “Willing And Able”.

Calificación: 4/5

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s