10 canciones de Muse

Algunos de los puntos donde bien han consolidado un sonido, o bien comienzan a desarrollar otro.

Mañana más o menos a esta hora Muse se presenta en Colombia por primera vez en siete años. Nos sentimos algo ajenos a Matt Bellamy y compañía por la desilusión que nos dejó Drones, pero no dejamos de sentirnos bien por el hecho de recibir a una banda que, bien o mal, sigue teniendo un directo asombroso. Para recordarlo, THIS IS MUSIC se une al oportunismo del trafico en internet y trae a ustedes una lista con 10 canciones del trío de Teignmouth. Como siempre, no aspiramos a que sea un listado de las 10 mejores canciones o una introducción esencial para los nuevos. Es solo una selección que busca mostrar algunos de los puntos donde, a nuestro criterio, la banda bien ha consolidado un sonido, o bien comienza a desarrollar otro.
1. Sunburn
Incluida en Showbiz, resume a la perfección las características que conformaron el estilo de Muse incialmente. Piano marcando la pauta de una historia, guitarras fuertes y con tendencia a moverse entre lo crudo y lo virtuoso, sección rítmica de bajo-batería intensificando la fuerza, y Bellamy soportando todo eso con una voz intensa rayando en el dramatismo. Todas estas cosas se iban a pulir y llevar a su punto máximo de entendimiento en Origin Of Symmetry.
2. Defector
Muse llega por segunda vez a Colombia presentando su álbum Drones. Personalmente lo considero su peor trabajo, pues en el encontramos al trío tocando en piloto automático, repitiéndose demasiado para su propio bien y con unas líricas que ya se sienten gastadas a estas alturas. “Defector” se salvó un poco a mi juicio, gracias a un riff que destaca por su contundencia. Todavía caen un poco en su muy criticada costumbre de estar emulando a Queen, pero con todo y eso sigue siendo un tema apasionante.
3. Apocalypse Please
Hubo una época en la que Muse no dependía tanto de pseudo-conspiraciones políticas y atinadas canciones pop enmascaradas con algo de virtuosismo, ya ni decir de emular algunas jugadas de Queen. En esa época preferían pintar en nuestra mente imágenes literarias, como la desolación post-Y2K que nunca se dio, pero que todavía puede hacerse real por otro tipo de razones. En esos tiempos salió Absolution y Muse se encaramó en la cima creativa, incluyendo en su repertorio esta tremenda canción donde básicamente glorifica el final de la raza humana. Entre un agregado de sintetizador, imponentes riffs de guitarra, unas buenas armonías vocales de Matt y los golpes precisos de Dominic Howard forjan un tema fuera de serie.
4. Sing For Absolution
Absolution, el tercero de Muse, es con mucha distancia mi álbum favorito de ellos. Fue una transición entre su acercamiento al formato radial y la ambición de sus discos anteriores. De igual manera, representó en varias canciones la incursión de la banda en el miedo y su preocupación por el ambiente geopolítico que por esos días era determinado por la Guerra de Irak. En ese sentido, “Sing For Absolution” es una rareza. No existen muchos ejemplos de Muse homenajeando en su letra a la música en sí misma, y es por eso que el tema que le da título al disco es tan especial. Una tonada muy elegante en el piano junto al ambiente de medio tiempo marcado por Chris y Dominic en bajo y batería son suficientes para que Matt nos diga con dulzura que cantar nos hará libres.
5. Uprising
Recuerdo que cuando esa canción se estrenó, hubo tanta gente que la amó como la odió. Tenía algo medio discotequero pero a la vez demasiado basado en el riff como para ser pop. Era una forma muy fácil de entender a Muse para un nuevo público, pero a la vez era el primer síntoma de división seria con sus primeros seguidores. De lo que no cabe duda es que fue un momento de “quemar naves” para la banda con respecto al pasado. Después de todo, ni sus viejos fans “los controlaban” y en cambio seria el trío quien iba a “salir victorioso”.

6. Citizen Erased
Gran tema de Origin Of Symmetry, y otro donde plasman la visión que tenían por esos días del mundo frío, desolado y algo industrial. Es uno de los mejores ejemplos de todo lo que cambió con ellos luego de grabar Showbiz. Ya no vemos a Bellamy desgarrándose tanto, sino que busca las melodías apropiadas en su voz para reforzar las letras y la música tan ambiciosa que hacían por esos días.
7. Plug In Baby
Muse es una banda de riffs. Eso lo hemos descubierto todos independientemente del disco con el que comenzáramos a escucharlos. Pero algo en lo que existe consenso, es que no hubo uno que representara mejor el despertar del rock del siglo XXI que el de “Plug In Baby”. Fue la mecha que encendió Origin Of Symmetry y les dio el reconocimiento rotundo de propios y extraños.

8. Dead Star
Indudablemente, uno de los mejores momentos de Chris Wolstenholme como bajista en Muse. Incluida para su Hullabaloo Soundtrack, es uno de esas canciones donde se les suele comparar con Rage Against The Machine, per
o en vez de un rapeo son dirigidos por un Bellamy en plan imperial, y en vez de sonar como un cruce de funk metal desafectado lo hacen como si el hambre de victoria y las ganas por ser el máximo referente del rock a nivel mundial estuvieran más presentes que nunca.
9. Follow Me
Aunque Muse decidió pasar de su neo rock con tintes progresivos a uno más radiable donde las comparaciones con Queen estaban a la orden del día y muchos se horrorizaron, tambien suele pasar en los últimos tiempos que hay al menos una canción descaradamente radiable ante la cual es inevitable reconocer su maestría. Eso por mucho que los solos de guitarra o el bajo de Chris no retumben en nuestros oídos. El colmo del descaro es que en este caso se valieron del dubstep, pero ni eso puede quitarles el hecho de crear algo muy emotivo y con capacidad de trascender más allá de un disco.
10. Invincible
Para cerrar esta lista nos topamos con un sencillo que generalmente queda relegado en importancia cuando se le compara con los otros que salieron de Black Holes And Revelations. Arranca como un numero militar para pasar a convertirse en algo más convencional en el manejo de los instrumentos y la melodía. De un momento a otro deciden subir el volumen a las guitarras y al bajo, dándole al tema un acabado interesante. El motivo por el cual suele quedar un poco por debajo en las preferencias de la gente puede que tenga mucho que ver con no tener ese riff potente de “Knights Of Cydonia” o “Map Of The Problematique”, ni la melodía perfecta que podría tener “Starlight”. Es un tema que a la larga se siente, insisto, bastante convencional. Pero a la vez, prueba que no les habría quedado difícil hacer hits radiales comunes y corrientes para empezar su carrera y hacerse más complejos con el paso de los años. ¿Eso les da o les quita merito? Depende de cada quien responder esa pregunta.

¿Cuales son sus diez canciones de Muse?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s