Reseña: A Place To Bury Strangers – Transfixiation

Busca forjar algo así como un legado definitivo. 

Debido al más que evidente descenso en la frecuencia de publicaciones en THIS IS MUSIC este año por temas académicos, no fueron muchas las reseñas que se hicieron. Aunque traté de compensarlo con los repasos de los Álbumes de la Semana, no fue una jugada que me dejara particularmente satisfecho (si bien fue una buena excusa para escuchar ciertos discos que de otra forma no habría escuchado).
Por ese motivo y porque mis intenciones de hacer una nueva edición de los Premios THIS IS MUSIC siguen en pie, decidí que en los próximos días voy a publicar una serie de reseñas que bien tenia guardadas desde hace rato y por distintos motivos no publiqué en su momento, fuese porque no quedaba muy satisfecho con la redacción de las mismas, bien porque no tuve tiempo de escribir una sola linea sobre esos trabajos, bien porque descubrí esos trabajos demasiado tarde como para escribir algo en esos momentos. Algunas se hacen para dar una introducción a los que se decidan a votar por lo mejor del 2015 en los mencionados premios. Otras, porque sencillamente merecen al menos esa mención.
Esta es la primera reseña de ese tipo. Tiene la particularidad de que se refiere a un disco notable (¿cuando no?) de A Place To Bury Strangers, pero hasta hace unos días no pude dar con el hilo que me permitiera hablar apropiadamente de su tercer álbum, Transfixiation.
En honor a la verdad es un trabajo más sencillo de escuchar que los anteriores, pero no por eso es más accesible. Oliver Ackermann parece haber encontrado una forma de llevar el caos al nivel que desee sin pecar de amateurismo. ¿Cual fue la clave? Ya lo van a descubrir.

Arrancan con “Supermaster”. Parece un calentamiento dónde los instrumentos se acoplan de acuerdo a lo que el bajo decida. La voz de Ackermann se siente fría pero con sevicia. “Straight” muestra un pulso de guitarras más definido y engancha de inmediato con una idea entre noise y garage rock. “Love High” y “What We Don’t See” optan por sembrar el caos al mejor estilo de Suicide, con teclados y guitarras chirriantes que no buscan otra cosa que desafiar la resistencia del oyente. No será extraño escuchar la banda de Alan Vega como una referencia constante para entender Transfixiation.
“Deeper” es puro industrial. Va en la línea de “Love High”, pero recordando un poco a la Einstürzende Neubauten. La percusión exótica de “Lower Zone” prolonga la maldad por un rato más. Pero en caso de que alguien sospeche que quitaron el pie del acelerador, en “We’ve Come So Far” dejan claro entre un ruido insoportable y los golpes secos de la batería que eso no es cierto. 

“Now It’s Over” nos sumerge en un ambiente turbio y apocalíptico gracias a una linea de bajo sencilla pero directa ejecutada por el buen Dion Lunadon. Es una especie de paréntesis para otro estallido de furia animal en “I’m So Clean”, con guitarras en plan garage y una plena intención de llevar el ruido a sus extremos mas absurdos. 
“Fill The Void” y “I Will Die” dan la estocada final en medio de ritmos aplastantes por el vértigo que imprimen desde los efectos de pedal a pesar de no ser temas particularmente elaborados en la ejecución. En la ultima nos dejan la inquietud de como haría acto de presencia el ángel de la muerte si quisiera llevarse el alma de algún citadino desencantado.
Es con mucha distancia su trabajo mas rabioso, mas directo y el primer paso hacia la consolidación definitiva de un sonido propio, siempre partiendo de variadas influencias del post punk y la música industrial. No es que no lo tuvieran antes, pero es ahora cuando adquiere cierta madurez, cierta consciencia de si mismo y busca forjar algo así como un legado definitivo. Transfixiation no teme darse sus momentos de psicodelia para reforzar la perversión y la maldad que lo sobrevuela, siendo justamente ahí donde destacó a su manera a lo largo del año.
“I’m So Clean” es mi recomendada. Refleja perfectamente esa nueva ambición de Ackermann con respecto a su banda en lo que a sonido y posibilidades creativas se refiere.
Aquí va “Now It’s Over”.

Calificación: 4.5/5

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s