Reseña: Courtney Barnett – Sometimes I Sit And Think, And Sometimes I Just Sit

Francamente no la veo quedándose en solo usar las guitarras de esa forma.

Aunque al parecer todo el mundo estuvo hablando de Courtney Barnett desde hace rato gracias a un par de EPs muy interesantes, realmente vine a saber de su existencia hace apenas unos días cuando la vi bien arriba en algunos listados de lo mejor del 2015. No es el único caso de ese tipo que abordaré en estas reseñas de ultimo minuto, pero es uno de los más llamativos por lo sencillo y directo de su propuesta musical, contrastando con la tendencia de muchas mujeres en la actualidad de orientarse por la electrónica o por ser actos de una sola persona. 

Para no hacer el cuento largo me dio la impresión escuchando su debut, Sometimes I Sit And Think, And Sometimes I Just Sit, de que era una versión femenina de Mac DeMarco. Y no, no es injusto de mi parte hacer ese tipo de comparaciones. De hecho, lo que trato de decir es que la australiana puede ser alguien totalmente impredecible como artista. Impredecible en el buen sentido de la palabra, a lo mejor por la bien intencionada inexpresividad de su voz que fluye a la perfección con los instrumentos.
Las canciones de  son un buen reflejo de eso. Como puede soltar auténticos bulldozer hechos canción en “Elevator Operator” y “Pedestrian At Best”, Barnett puede probar cosas más bluseras en “An Illustration of Loneliness (Sleepless in New York)” o “Small Poppies” y de ahí a momentos más folk en “Depreston” o “Boxing Day Blues”. “Debbie Downer” parece algo propio de The Breeders, siendo de los pocos temas donde se puede rastrear con claridad la influencia de una banda concreta en el estilo de Barnett. 
Cuando decide ponerse en una especie de termino medio en “Aqua Profunda!” y “Dead Fox” su voz raya en el spoken word mientras suelta escenarios suburbanos propios de su Australia natal, donde lo rural y lo urbano chocan constantemente. No lo hace con la oscuridad de un Nick Cave, sino desde una postura más cotidiana y menos intelectual. La excepción a esa regla puede que la marque “Kim’s Caravan”, un tema donde no me extrañaría si pensara en algo como “Janis Joplin conoce a PJ Harvey” en la forma de encararlo.


“Yes I like hearing your stories, But I’ve heard them all before”. Eso dice en “Nobody Really Cares If You Don’t Go To The Party”, como resumiendo su postura en la composición. Aunque a ratos es confesional, Barnett no gusta de caer en dudas existenciales muy grandes. Como que se cuestiona un poco y rápidamente encara esas preguntas con certezas. De esa forma la música no cae en demasiados rodeos y fluye en un formato convencional pero a la vez acorde con la pose de cantautora de la cual hace gala Courtney. 
Sin embargo, tambien da la impresión de que seguir tan a rajatabla ese concepto de rock puede llevar a que cambie bastante en uno o dos discos, muy por el tipo de PJ Harvey. Si, este año le salió Sometimes…, y le salio muy bien. Pero vaya a saber uno con que nos puede sorprender en el futuro, porque francamente no la veo quedándose en solo usar las guitarras de esa forma. 
“Depreston” es mi recomendada. Sin ser innovadora sabe encontrar su propio camino entre punteos de guitarra inspirados y una voz muy dulce.
Aquí va “Kim’s Caravan”.

Calificación: 4/5
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s