Reseña: Andrew Weatherall – Convenanza

Podemos imaginarlo divirtiéndose como un niño en una dulceria mientras gira botones y samplea ritmos hasta llegar al resultado deseado.

Hace unas semanas varios de mis conocidos mencionaban por redes sociales impresionados el nombre de Gilles Peterson, un DJ de la BBC Radio 6 (y de paso uno de esos tipos melomanos detrás de un micrófono perfectamente comparables a leyendas como John Peel, Steve Lamacq o Zane Lowe) que lanzó recientemente un álbum de remezclas titulado Havana Club Rumba Sessions. Espero tener algo de tiempo para escucharlo porque dicen que es tremendo, pero por lo pronto hago la cita para reivindicar de igual manera el trabajo de otro personaje que lanzó un trabajo de proporciones muy similares, responsable en el pasado de trabajar con New Order, Happay Mondays, Primal Scream y Manic Street Preachers ya sea como productor o remezclando algún tema para llevarlo a la discoteca, además de ser responsable de encontrar y apoyar en sus inicios a The Chemical Brothers.
Estamos hablando de Andrew Weatherall, una de las nombres más citados del movimiento madchester cuando se quiere hablar de los DJs responsables de introducir el Segundo Verano Del Amor en el Reino Unido primero y en el mundo después. No quiero alargar demasiado su hoja de vida porque pienso que eso merece un post aparte (y créanme que algún día lo haré), pero es importante que el lector entienda que no hablamos de un aparecido en la reseña de Convenanza, álbum #12 de su discografía.
Un trabajo notable donde continua demostrando su capacidad para capturar el espíritu de una época como la del Segundo Verano Del Amor y actualizarla o renovarla constantemente. “The Last Walk” es un ejemplo estupendo de eso mezclando ese groove propio de los Happy Mondays con el dub. Sin embargo en canciones como “Kicking The River” o “Disssapear” (por alguna razón me recuerda el lado más ambiental de Kasabian o DJ Shadow) parece invertir la formula en una faceta más oscura que no desentona en lo absoluto. Tiene mucho cuidado de mantener siempre el factor bailable, aun cuando sea desde una perspectiva más orgánica. 
No teme a experimentar con guitarras o profundizar en sus raíces dub. Podría encuadrarse en el downtempo fácilmente como en “Thirteenth Night”, pero no es una etiqueta que defina el álbum en su totalidad porque hay momentos como “All That’s Left”, “Frankfurt Advice” o “We Count The Stars” donde hay mas libertad en las baterías e incluso un ambiente jazzero en la segunda con unos vientos impecables y una linea de bajo espesa.

Convenanza es un trabajo ecléctico y a la larga muy de Manchester. Tiene sentimiento pero no esta pensado para ser netamente bailable. Aunque en algunas canciones es inevitable moverse de forma cadenciosa, el objetivo central es el de probar constantemente nuevas posibilidades desde el estudio de grabación. Se puede imaginar uno a Weatherall divirtiéndose como un niño en una dulceria mientras gira botones y samplea ritmos hasta llegar al resultado deseado. En esencia, es una clase para los nuevos de como ser un productor de verdad.
Mi recomendada es “Frankfurt Advice”. Uno la escucha y entiende por qué Screamadelica de Primal Scream fue el bombazo que fue en su momento.
Aquí va “Youth Ozone Machine”.

Calificación: 4.5/5

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s