11 presentaciones de Live Aid

En algunos casos elegí reivindicar presentaciones de las cuales se habla poco o nada cuando se refieren a Live Aid.

Se cumple un nuevo aniversario de Live Aid, evento considerado como uno de los pioneros de la globalización en términos culturales y de comunicaciones a nivel mundial. Fue la primera iniciativa caritativa de alcance global (y otras cosas más que no son tan buenas), y sobre todo una serie de presentaciones que hicieron escuela en eso de imponerse sobre un escenario.

Como THIS IS MUSIC no desaprovecha la chance de hacer listas sobre lo que sea, en esta ocasión nos decidimos a elegir 11 presentaciones de ese día que son dignas de recordar a juicio de este blog. No diría que son necesariamente los mejores shows, más bien es una selección de favoritos. Tomemos en cuenta que al ser un evento que debía tener una sincronización absoluta al celebrarse simultáneamente en Londres y Filadelfia no siempre el sonido fue el mejor que se podía tener. Por ese motivo los criterios de elección no son estrictamente musicales.

En algunos casos elegí reivindicar presentaciones de las cuales se habla poco o nada cuando se refieren a Live Aid. Si se habla del evento en cuestión, que se pueda aportar algo a lo que ya sabe casi todo el mundo, al menos. Son 11 y no 10 como de costumbre porque hay un personaje en esa historia que es excluyente por hacer una serie de cosas absurdamente geniales ese día y debe ser mencionado si o si.
Hago una mención especial a Status Quo aunque no necesariamente para bien, pues a pesar de ser un gran grupo no deja de resultar irónico que unos minutos después de ver en las pantallas a Bob Geldof y Brian May de Queen regalando la poca dignidad que le quedaba al rock sentándose con la realeza británica, la banda de Francis Rossi (una banda llamada Status Quo, debo enfatizar) inaugura el evento con “Rockin’ All Over The World”. En serio ¿No podían escoger otra fecha?

1. The Style Council
Arrancamos con un favorito personal. Cualquier cosa que Paul Weller haga merece una mención en THIS IS MUSIC, y con The Style Council tuvo una plataforma particularmente grande para dar a conocer ese grupo que si bien no fue el más apreciado en el Reino Unido, supo dejar muy buenas canciones.
En esa presentación a pesar de contar con un sonido limitado dio un show notable tocando “You’re The Best Thing”, “Big Boss Groove”, “Internationalists” (a juicio personal, la mejor versión en vivo de ese tema) y “Walls Come Tumbling Down”. Admito que no es una banda muy conocida y que no fue una presentación muy recordada de Live Aid (eran de los primeros en tocar, justo después de Status Quo) pero si usted, señor lector, no los conoce, le estoy dando buenos motivos para internarse en ese cruce de R&B, soul blanco y jazz que proponía ese grupo.
2. Ultravox
El punto final de los buenos años de Ultravox fue durante Live Aid. Uno mira esa presentación y Midge Ure canta como si estuviese sacando los últimos restos de inspiración en la banda con su voz. La perspectiva del tiempo ayuda a darnos cuenta que “Dancing With Tears In My Eyes” es el sonido de una banda desarmándose a pedazos, pero con dignidad. Y ni hablar de “Vienna”, que fue el requiem perfecto para la banda hasta su reunión en 2008.

3. Bryan Ferry

Habían pasado varios años desde que se disolvió Roxy Music, pero Bryan Ferry conservaba la gracia, la soltura y la sofisticación como solista. Ofreció ese día un repertorio con puro swing, ritmos adultos, una presencia escénica que no tenia nada para envidiarle a la de los pesos pesados convocados para el evento, y un invitado de lujo (David Gilmour de Pink Floyd) para “Slave To Love” (su hit de la época) y una memorable versión de “Jealous Guy”, original de John Lennon y popularizada por la versión que grabó años atrás Ferry con Roxy.

4. Queen

Al borde de la separación y con Mercury más concentrado en sus instintos solistas que en la banda, fue surreal ver a Queen diciendo presente con una superioridad tan arrolladora e insultante entre todos los artistas que participaron de Live Aid. De nuevo, no era el mejor sonido, pero dio igual. Con May, Deacon y Taylor tocando a la altura, Freddie solo tuvo que tomar el micrófono y decir “Radio Gu Gu, Radio Ga Ga” para conseguir el momento del rock de estadio por excelencia.

5. David Bowie

No se puede no meter a Bowie en esto. Sencillamente no se puede. Por un lado, ese show fue el punto de quiebre para la etapa pop en la que estuvo metido durante los ochenta, pues de ahí en adelante fallaría con Never Let Me Down, incursionaría más en el cine que nunca y grabaría un par de discos con Tin Machine, Por el otro, si Queen era LA banda que debía estar en Live Aid, “Heroes” era LA canción que debía retransmitirse a todo el mundo.

6. Run-D.M.C.

En 1985 el hip hop ya estaba haciendo sus primeras incursiones en la cultura pop luego de años formándose por debajo de la superficie. Una de las primeras salidas francas del genero al panorama internacional fue con el show de Run-D.M.C. en el JFK Stadium de Filadelfia, donde dejaron sentadas las bases del hip hop de los años ochenta y principios de los noventa, como la figura del MC y la importancia del DJ manipulando los platos con técnicas de turntablism. Todo eso solo con su interpretación de “King Of Rock”, que a su manera podía ser un gospel callejero.
Todo eso antes de conocer a Aerosmith.

7. Judas Priest

Las reuniones de Black Sabbath y los sobrevivientes de Led Zeppelin expresamente para Live Aid no fueron capaces de superar en lo más mínimo a Judas Priest en su mejor momento. Tocando lo justo y con Rob Halford imponiendo su ley casi sin esfuerzo (cosa que es mucho decir al competir ese día con algunos de los mejores de todos los tiempos), dieron una de las mejores presentaciones del evento. Buena forma de cerrar la etapa del “metal god” por excelencia y abrir paso a otra más experimental que llegará tiempo después con su álbum Turbo.
8. The Beach Boys

Con Brian Wilson (supuestamente) recuperado de sus adicciones pero todavía en un momento delicado en la trayectoria de la banda, The Beach Boys básicamente se superaron a si mismos en 15 minutos de presentación donde repasaron varios de sus mayores éxitos, armonizando de maravilla y animando a la audiencia desde “California Girls” hasta el final con “Surfin U.S.A.”. Hasta pusieron su cuota de sueño pseudo-optimista al marco con la introducción y posterior interpretación de “Good Vibrations”.


9. Simple Minds

Simple Minds llegaba a Live Aid con el éxito mundial a cuestas gracias a la película The Breakfast Club y su memorable himno “Don’t You (Forget About Me)”. Estrenando como bajista a John Giblin, era el momento perfecto para ellos y no lo desaprovecharon. Además de su mayor éxito interpretaron la estupenda “Promised You A Miracle” y adelantaron la primera canción del que iba a ser su exitoso álbum Once Upon A Time, “Ghostdancing”.

10. The Cars

De todas las presentaciones de Live Aid, mi favorita siempre ha sido la de The Cars. Todavía disfrutando las mieles del éxito de su Heartbeat City, Ric Ocasek y compañía le sacaron más jugo que nadie al limitado sonido con el que contaban. Ni una sola nota fuera de lugar, las canciones precisas, interpretadas con una fuerza propia de la new wave que representaban, se tomaron el show como si todo ese publico estuviese presente por ellos (para la muestra, la seriedad con la que interpretaron una canción tan rara para el contexto como “Heartbeat City”). Buena decisión, pues fue uno de sus últimos momentos de gloria antes de separarse en 1988.
Por si fuera poco, ese mismo día David Bowie se tomó un momento durante su concierto para presentar a nivel mundial el vídeo de “Drive”. Ganaron por todos lados.
11. Phil Collins

Decía al principio que hubo un personaje excluyente en el conteo y en la historia de Live Aid por hacer una serie de cosas absurdamente geniales ese día. Ese tipo fue Phil Collins. Primero hizo un show conjunto con Sting en Wembley donde interpretó “Against All Odds” e “In The Air Tonight” solo, y luego a dúo con el ex-The Police “Long Long Way To Go” y “Every Breath You Take”. Acto seguido tomó un Concorde desde Londres hasta Filadelfia para llegar al otro lado del Atlántico en horas de la tarde.

Ya en la noche Collins llega al JFK Stadium para unirse primero a Eric Clapton durante las tres canciones de su presentación. Luego se presenta solo con su piano diciendo a la audiencia “I was in England this afternoon. Funny old world, innit?”. La globalizacion era un hecho. Vuelve a cantar “Against All Odds” e “In The Air Tonight” ahora para los norteamericanos, y para rematar la faena es junto con Chester Thompson uno de los bateristas que tocará en el primer concierto de Led Zeppelin sin John Bonham. Todo eso para dejar claro que la música pop en los años ochenta no podría entenderse sin él, para bien o para mal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s