Hace 30 años fue 1986… en el pop

Todos ellos construyeron la visión de que si bien había un desgaste creativo, en ese entonces era muy fácil ser una superestrella.

Retomamos la serie ‘Hace 30 años fue 1986…’ con una entrega dedicada al mundo que más temor de Dios me produce entre todos los que elegí para abordar en este especial: el de la música pop.

Uno se siente sucio escuchando algunas de las cosas más condenadamente mercadeables de la historia, pero peor se siente cuando se da cuenta que las disfruta. 1986 era el año donde Whitney Houston comenzaba a forjar una carrera tremendamente exitosa luego de que los sencillos que se desprendieron de su álbum debut lanzado en 1985 tardaran un año en pegar en las listas y la radio. Ya las reglas de juego, la experimentación y el sonido de una época estaban definidos, ahora tocaba ir por la gallina de los huevos de oro y explotarla a todo lo que diera.

En 1986 el pop tuvo momentos sólidos pero a la larga muchos de ellos ya tenían tufo de predecibles. Comenzó a gestarse la tendencia AOR (adult oriented rock, o rock para adultos) que va a dominar el resto de la década, principalmente por el éxito cosechado en los años anteriores por veteranos como Paul McCartney (que por muy poco no quedó adentro de esta lista con ‘Press To Play’), Stevie Wonder o Tina Turner. Dicha tendencia bien incluía un rock permeado por la experiencia pero también por la presión del estrellato, soul pulido hasta el ridículo, letras o exageradamente sentimentales o con algún intento de forzar polémica. Lo que quedara vacío bien se podía rellenar con teclados remedos del synthpop. La espontaneidad y la inocencia quedaron relegadas a un segundo plano, en favor de apostar por lo seguro.

Pero ojo, entre clichés y cosas por el estilo hubo varios que se destacaron. Si por algo produce culpabilidad abordar el pop de 1986, es porque siempre hay al menos una canción que se le queda a uno. Eran discos, canciones y artistas hechos para convocar 40.000 personas por noche en un estadio y no bajar de 5 millones de copias vendidas. Es difícil refutar eso, a menos que uno se llame Morrissey o Robert Smith en ese tiempo.
Los elegidos fueron principalmente aquellos que arrasaron con millones y millones de ventas durante ese año, aunque también encontraremos algunos casos donde artistas consolidados se van al piso, así como otros que inician su despegue en popularidad. Todos ellos construyeron la visión de que si bien había un desgaste creativo importante y generalizado, era más fácil que nunca ser una superestrella. Asesoría de imagen, alguna canción medianamente atrapante y listo. Eso significa que por cada Wham! o The Human League caído en desgracia, aparecía un Cameo o unos New Kids On The Block.
Esta sección fue la que tuvo más candidatos para elegir entre todas las del especial. Por eso habrán algunas menciones especiales de más entre los que no quedaron. Además de los mencionados en párrafos anteriores, quedaron por fuera ‘The Bridge’ de Billy Joel,  ‘Revenge’ de Eurythmics, ‘Back In The High Life’ de Steve Winwood y como 30 discos más.

1. Cyndi Lauper – True Colours

Con ‘True Colours’ Cyndi Lauper se disputaba el trono de “reina del pop” junto a Madonna luego de tener su buena cuota de éxitos con su trabajo anterior, ‘She’s So Unusual’. Más orientado al pop-rock, parece que fue el resultado de una mayor participación de Lauper en las composiciones y su intención de hacer algo más elaborado. Llegó al #4 en Billboard y tuvo en “Change Of Heart”, su versión del “What’s Goin’ On” de Marvin Gaye y la canción que da nombre al disco lo más destacado en términos comerciales. No le alcanzó para ganarle el trono a Madonna, pero con los años nos daríamos cuenta que esa nunca fue su verdadera intención.


2. Duran Duran – Notorious

Para 1986 los señores de Duran Duran se estaban rompiendo a pedazos. Con el guitarrista Andy Taylor dejando la banda para irse en solitario (hola Robbie, hola Zayn…) y el baterista Roger Taylor retirándose temporalmente de la música, el grupo británico entra en una etapa donde debe reencontrarse a si misma. ‘Notorious’ tiene más funk e inspiración de la Motown comparado con el new romantic de sus trabajos anteriores en un intento por ser tomados en serio como banda por una vez en su vida. Desafortunadamente el resultado no es muy solido que digamos, en parte porque las guitarras son tocadas por tres personas: Andy en lo que alcanzó a grabar antes de abandonar, el productor del álbum Nile Rodgers, y Warren Cucurullo de Missing Parsons, quien será el guitarrista de la banda por los siguientes 15 años. La recepción fue negativa, la promoción prácticamente nula (“Notorious”, “Skin Trade” y “Meet El Presidente” tuvieron suerte de entrar en las listas y ser de lo poco recordado del álbum por gente aparte de los fans) y el futuro se presentaba totalmente incierto para ellos que tan solo dos años atrás tenían el mundo a sus pies. 

3. Genesis – Invisible Touch

Con ‘Invisible Touch’ Genesis concluyó su metamorfosis de banda progresiva a banda pop-rock. Apoyados por la tremenda “Land Of Confusion”, Phil Collins, Mike Rutherford y Tony Banks arrasaron en Reino Unido y Estados Unidos con canciones donde hicieron comentarios sociales (unos más acertados que otros) sobre temas que podían ir entre la Guerra Fría
o la adicción a las drogas. A nivel instrumental hasta lo más accesible (o sea, “Invisible Touch”) era ingenioso y solido la mayoría de las veces. En temas como “Domino” o “The Brazilian” dejan todavía espacio para experimentar, temas donde el lado progresivo de otros tiempos salia a flote. En el termino medio podían dejar una “Tonight, Tonight, Tonight” todavía accesible pero que podía durar 9 minutos. No es un álbum perfecto, de todos modos. “In Too Deep” por ejemplo debe ser de las cosas más aburridas que haya escuchado por parte de Collins, y un primer aviso de lo soso y aburrido que se pondría el pop a partir de 1986.

4. Janet Jackson – Control

Muchos años antes del “mal funcionamiento del guardarropa” en el SuperBowl con Justin Timberlake, Janet Jackson consiguió ponerse a la altura de Madonna en lo que a influencia entre las mujeres de su tiempo se refiere con su álbum ‘Control’. El trasfondo de su grabación y composición lo dio su empeño por liberarse por el control de su padre sobre el “clan Jackson” y establecerse al igual que su hermano Michael como una artista por merito propio. Apoyada para la ocasión por Jimmy Jam y Terry Lewis, ex-colaboradores de Prince; ese álbum le permitió alcanzar el estrellato haciendo que cuatro de sus sencillos (“What Have You Done for Me Lately”, “Nasty”, “When I Think of You”, “Control” y “Let’s Wait Awhile”) llegaran a los primeros lugares del Hot 100 de Billboard durante los siguientes dos años. La clave estuvo en que ‘Control’ mostraba una mezcla de ritmos R&B con una producción potente ligada al house y a elementos del hip hop, anticipando el sonido “new jack swing” que servirá de común denominador en la música pop el resto de la década y durante los años noventa.

5. Madonna – True Blue

¿Hubo un nombre más protagonista de 1986 que Madonna? No. Y es que el fenómeno que llevaba su nombre ya era una realidad que no daba signos de poder contenerse. La expectativa era grande y ‘True Blue’ no solo la ratifica, sino que lleva a la norteamericana a pelear codo a codo con Michael Jackson y Prince en términos de popularidad, vigencia e impacto en la cultura pop. Todavía es bailable pero en definitiva más compacto, más certero y, todo sea dicho, con mejores canciones. Apostaba por hacer de cada tema un hit potencial, pero lo hacia con menos canciones (son nueve en total), tal vez para obtener un impacto y una recordación más instantáneos. Tal vez por eso “Papa Don’t Preach”, “La Isla Bonita” y la canción que da nombre al disco pegan tan bien y siguen siendo tan referenciadas cuando se habla de la reina del pop. Con ese álbum daba los primeros pasos para salirse del pop fácil que caracterizó ‘Like A Virgin’, y de paso anticipa cosas todavía mejores.

6. Paul Simon – Graceland

Ni Peter Gabriel ni David Byrne. Fue Paul Simon el que introdujo en el pop la idea de la world music con su multiplatino ‘Graceland’, donde mezcla astutamente ritmos sudafricanos con las estructuras tradicionales del pop rock anglosajón incorporando acordeones, percusiones y algunos invitados de lujo como Adrian Belew, Linda Ronstadt, o The Everly Brothers, junto a varios músicos sudafricanos con los cuales grabó incluso en Sudafrica a pesar de la mala reputación del país en ese entonces. No faltaron quienes lo acusaron de “neocolonialista” o reprobaron su proceder por romper el boicot que había sobre Sudáfrica por el Apartheid, pero Simon terminó saliendose con la suya, colando temas con ese concepto multicultural en las listas como “You Can Call Me Al”, “Graceland” o “Diamonds On The Soles Of Her Shoes”. En 1987 fue acreedor del Grammy a Mejor Álbum Del Año, confirmando así que sus instintos a la hora de grabar ‘Graceland’ fueron correctos.

7. Peter Gabriel – So

Asociado con Daniel Lanois en la producción y con una nomina de músicos tremendos que incluye al bajista Tony Levin y al baterista ex-The Police Stewart Copeland, Peter Gabriel lanza su álbum ‘So’, donde la vanguardia y sus incursiones en la world music se aplican a un plano más accesible (en parte por tomar inspiración del soul durante el proceso de composición) pero a la vez más visionario. No le fue mal en ventas, gracias al vídeo que acompañó el sencillo “Sledgehammer” que además de ganarle el premio a Mejor Video en MTV a sus ex-compañeros de Genesis que fueron nominados por “Land Of Consfusion”, tiene el curioso titulo de ser el más rotado en la historia del canal, Pero también dejó para el recuerdo temas tan tremendos como “Red Rain”, “Mercy Street” o su dueto con Kate Bush en “Don’t Give Up”, temas donde lleva los sintetizadores en una dirección totalmente diferente a la del ya decadente synthpop, abriendo paso también a la tendencia soft que dominará durante el resto de la década.

8. Prince – Parade

En el mundo del pop de 1986 no había un tipo que buscara tanto fuego (y lo encontrara) como Prince. Incontenible creativamente y todavía siguiendo en la estela triunfal que inició ‘Purple Rain’, ese año lo encontraba en proceso de reformular su trayectoria. ‘Parade’ demuestra inquietudes fuertes tanto en lo comercial como en la posibilidad de romper los esquemas de su época, dejando en ambos apartados temas tremendos como “Kiss”, “Mountains”, “Under The Cherry Moon” o “Do U Lie?”. Fue el ultimo trabajo qu
e grabó con The Revolution, su banda acompañante que poco después del lanzamiento del disco se disuelve luego de una serie de diferencias creativas entre Prince y el resto de músicos.

9. Tina Turner – Break Every Rule

Luego de volver al estrellato con ‘Private Dancer’, Tina Turner repite formula y éxito con su álbum ‘Break Every Rule’ donde colabora con Phil Collins, David Bowie, Bryan Adams, Mark Knopfler y Steve Winwood ya fuese como productores, compositores o músicos invitados. Mezcla formulas pop-rock con R&B en un todo pensado para los estadios y es junto a Madonna y Whitney Houston una de las dominadoras en las listas musicales de todo el mundo. Casi que se puede ver en la mente a Tina apoderándose de un escenario ostentoso rodeada por miles y miles de espectadores mientras suenan “Typical Male”, “Girls” o “Break Every Rule”.

10.  Varios Artistas – Top Gun

No hay un trabajo con más clichés y estereotipos de la década que la banda sonora de Top Gun. Lo interesante es que capturó a través de las canciones lo que sucedía con Estados Unidos durante el periodo Reagan culturalmente hablando: la producción y meloseria excesivas del pop-rock de la segunda mitad de los ochenta (“Heaven In Your Eyes” de Loverboy es el mejor ejemplo), y la determinación de olvidarse del lado “Woodstock” que representaron los años sesenta y setenta, Rescataban música de Jerry Lee Lewis, Otis Redding o The Righteous Brothers, pero por no tener pelo largo. Dos canciones destacan por encima del resto: “Danger Zone” de Kenny Loggins (compuesta por Bryan Adams pero rechazada por este) y, claro, “Take My Breath Away” de Berlin.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s