Reseña: The Pop Group – Honeymoon On Mars

Aun en las sombras de la etiqueta de ser una “banda de culto” demuestra no tener complejo alguno para ser subversivos.

Luego de reformarse en el 2010 con tres de sus cinco miembros originales, The Pop Group pasó de reunirse por nostalgia (y plata) a retomar lo que dejaron en puntos suspensivos con sus dos trabajos de estudio. Primero con ‘Citizen Zombie’, donde con una producción actualizada capturaban sus instintos dub pasados por guitarras crudas con la misma cuota de genialidad y frikismo que los ha caracterizado siempre. Los gritos de Mark Stewart acompañados de la guitarra siempre cambiante de Gareth Sager y la coordinación bajo-batería de Dan Catsis y Bruce Smith entraban al siglo XXI sin mostrar síntoma alguno de agotamiento.

Sin embargo, con su nuevo álbum ‘Honeymoon On Mars’ escuchamos a una banda totalmente diferente de lo que escuchamos en ‘Citizen Erased’, ya ni hablar de sus trabajos más emblemáticos. Sager tiene un mayor peso en la producción que de costumbre gracias por un lado a una ejecución de la guitarra más propia del hard rock que del post punk, como se puede escuchar en “City Of Eyes”, e incluso en un tema más skank como “Little Town”. Por otra parte, su uso de los teclados para crear ambientes con cierto parecido al dub como en “Michael 13” o “War Inc” lo hace más decisivo en una banda que generalmente destacaba por el caos tan pegadizo que producían todos juntos y donde al final del dia suele ser Stewart quien toma las decisiones. En “Days Like These” coquetean incluso con el dancehall aprovechando por igual esas guitarras más espesas con el elemento sintético.

En medio del aura renovada del grupo canciones como “Instant Halo”, “Pure Ones” y el discotequero sencillo “Zipperface” rememoran con fuerza las maneras clásicas, como los gritos demoledores de Stewart y la alocada combinación de dub y ritmos funk que rayan en la música disco. 

Como de costumbre en la banda de Bristol, su visión del mundo es supremamente apocalíptica pero a la vez sugieren que esa visión puede ser algo erótica. Un ejemplo lo tenemos en “War Inc”, un momento donde la guerra parece representada como un ritual orgásmico. “Heaven?” con su skank siniestro de guitarra se atreve a dudar sobre el más allá, mientras “Burn Your Flag” parece dejar claro lo que opina Stewart sobre acontecimientos como el Brexit mientras los gemidos de una chica al fondo le dan una dimensión totalmente distinta al tema.

No le sienta nada mal la madurez a la banda, que aun en las sombras de la etiqueta de ser una “banda de culto” demuestra no tener complejo alguno para ser subversivos, aun cuando sea de una manera más cerebral que en el pasado.

Mi recomendada es “Little Town”. Todo el tiempo va del frenesí a la calma en un caos unificado por los gritos de Stewart como si nada.

Aquí va “Zipperface”.

Calificación: 4/5

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s