Reseña: Barry Adamson – Know Where To Run

Es la misma idea que mueve todos los trabajos del británico como solista: la de ser un espíritu libre en el estudio.

De pasado brillante en Magazine, Visage y Nick Cave And The Bad Seeds, Barry Adamson es uno de esos tipos que no teme arriesgarse a reformular sus propias ideas sobre la definición de canción. En su trayectoria como solista que pronto cumplirá 30 años se ha preocupado por tener presente eso, oscilando siempre entre las guitarras, los teclados y la música jazz. Su más reciente trabajo, ‘Know Where To Run’ nos recuerda eso mientras la voz de la experiencia se impone un tema tras otro.
En este álbum Adamson nos muestra todas las caras que nos ha mostrado en sus proyectos pasados. “In Other Worlds” y “Cine City” con los sintetizadores cono protagonistas muestran una primera faceta de Adamson: la del tipo que con su participación hizo de Magazine uno de los proyectos más alocados, vibrantes y subestimados del mundo post punk. No deja pasar la oportunidad de incorporar pianos o guitarras en plan adulto para conseguir un tono más personal.
“Come Away” y “Claw Wing” son más adultas y tradicionales, la primera con un piano dom el ambiente y algunas guitarras acústicas al fondo, y la segunda en un ejercicio de big band bastante curioso. Sería interesante escucharlo un día de estos junto a su antiguo compañero Nick Cave haciendo un cover a Bing Crosby o a Sinatra.
Como contrapartida, “Death Takes A Holiday” es más festiva y guitarrera, dejando ver incluso algo de su sentido del humor. “Up In The Air” nos ofrece un momento bien new wave, “Evil Kind” es su canción ‘bad seed’ con ese tono de cantautor tan marcado, mientras que “Mr Greed” es lo más parecido a un post punk que vamos a encontrar en el álbum, aun cuando no caiga de lleno en las guitarras.

En un álbum pensado para mostrar tantas facetas del mismo artista, tiene sentido que haya un tema que destaque por juntarlo todo en una sola pista. En este caso hablaríamos de “Texas Crash”, donde vemos sintetizadas todas las caras de Adamson con una ejecución de guitarra bien intrincada en la primera parte, saxofones fuera de control en la segunda y ruidos propios de la música concreta entrecruzados con un piano travieso en la tercera.

Simple y llanamente es la misma idea que mueve todos los trabajos del británico como solista: la de ser un espíritu libre en el estudio, ir a donde le plazca con los instrumentos que desee y disfrutar el proceso. Sus distintas formas de concebir la música están equilibradas, y como no hay una que destaque por encima de las otras se pueden disfrutar más esos variados matices, ya sea que destaquen las guitarras, los teclados o el piano.

Mi recomendada es “Death Takes A Holiday”. Entre todos los temas del disco ese es uno particularmente contagioso.

Aquí va “In Other Worlds”.

Calificación: 4/5
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s