Reseña: PJ Harvey – The Hope Six Demolition Project

No es superior a ‘Let England Shake’, pero es una lógica sucesión.

Me considero una persona bastante quisquillosa con esos álbumes donde la cosa que más se destaca entre el público o los especialistas es el “carácter social” de sus letras. Para ser honesto no considero que una letra sea el motor de una canción. El ritmo, la elección de melodías (a veces hasta la ausencia de ellas) son más importantes para mi. Cuando eso funciona, puede decir cualquier cosa en las letras. Algo inteligente, algo idiota, francamente no me interesa. Desde que me enganche, lo demás pierde importancia.

¿Por qué digo esto? Porque PJ Harvey puede componer cualquier tipo de letra (tal vez exceptuando la “idiota”). Desde sus inicios tenia un estilo muy personal para escribir sobre temas que podían ser lo más común y corriente, o bien lo más trascendental y abstracto. No creo que el reconocimiento que alcanzó durante los noventa fuese más por el aspecto lírico que por una elección de géneros muy concretos en su repertorio, mismos que iban cambiando con el paso del tiempo. De ese rock crudo y en toda la linea indie del caso a una inspiración blusera, luego a instintos pop donde la electrónica y los pianos daban una nueva dimensión de su talento para pasar a un formato más sencillo con la llegada del nuevo milenio.
Hasta ahí podemos decir que tenia ganado ese reconocimiento en el ámbito alternativo como una de las personas más atrevidas cuando vemos la música como algo “artístico”. Pero cuando en el 2011 salió su álbum ‘Let England Shake’ alcanzó otro status. Y ese era el de alguien que en sus discos se mostraba más consciente del mundo que la rodeaba. La inspiración lírica en esa época según ella giraba alrededor de buscar todo lo que pudo sobre la historia de los conflictos, centrándose en el desarrollo de la batalla de Galípoli, cuando los británicos y franceses atacaron al Imperio Otomano en el marco de la Primera Guerra Mundial con perdidas humanas que rondan el medio millón de personas, así como en las crónicas de los soldados que volvían de Irak y Afganistan.

Ese fue un enfoque totalmente distinto a lo que acostumbraba hasta entonces, pero aun más novedoso en un ámbito musical donde la política y el comprometerse con una realidad que podía ser bastante macabra no era (ni es) moneda común en las composiciones del rock o el pop. En ese entonces lo que me gustó fue la forma en que juntaba mucha de la instrumentación que solía identificar con Arcade Fire para darle esa forma tan elegante, adulta y superior. Por melodía, por ritmo, por caos o por lo que fuera, canciones como “The Glorious Land” o “Hanging In The Wire” me conquistaron de inmediato. Pero no por el hecho de ironizar con la grandeza perdida del otrora imperio británico o cosas por el estilo, sino por lo bien cantadas que estaban y por esa instrumentación tan certera dominando el ambiente.

Que gracias a ese disco la británica sea la única en ganar dos Mercury Prize en toda la historia debe servir como evidencia de lo importante que fue ‘Let England Shake’ en su trayectoria. Tanto que para su siguiente proyecto decidió profundizar en ese enfoque social viajando con el fotógrafo y documentalista Seamus Murphy por Afganistan, Kosovo y Washington, observando de cerca la convivencia de sus pobladores con la guerra y la desigualdad en estos tres lugares.

Con los temas listos, recluta a sus colaboradores de confianza. John Parish, Mick Harvey, Flood y al percusionista Jean-Marc Butty junto a otros músicos de sesión entre los que destaca el guitarrista de Queens of the Stone Age, Alain Johannes. Durante todo el 2015 estuvieron grabando a la vista del publico en un estudio de Londres, de tal forma que uno pasaba por el lugar y había una ventana que daba directamente al cuarto donde los músicos tocaban. Eso si, no se podía escuchar lo que estaban grabando. Finalmente en abril de este año y luego de adelantar “The Wheel” y “The Community Of Hope” pudimos escuchar ‘The Hope Six Demolition Project’.

Desde el principio la pauta a seguir en el disco es marcada por “The Community Of Hope”. Guitarras más dominantes que en ‘Let England Shake’ pero partiendo de melodías experimentales como las que probó en ese disco. Y claro, la ahora invaluable denuncia social.
No es nada sutil el riff de guitarra en “The Ministry Of Defense”, casi industrial mientras una sección de vientos y la voz lastimera de Harvey hacen presencia en un número apocalíptico pero no por eso carente de belleza. “A Line In The Sand” se sostiene en una melodía engañosamente festiva de tintes jazzeros mientras la voz aguda de Harvey se lleva el protagonismo sin problema. Sin embargo retoma el tono serio en “Chain Of Keys“, donde una batería en plan militar y esos vientos al fondo evocan una escena de guerra en la Edad Media. No es difícil imaginarse a William Wallace o Juana De Arco marchando con su ejército para enfrentar al enemigo.
Pasamos a “River Anacostia” donde Harvey deja ver su conexión con la naturaleza entre una percusión que mantiene la canción en pie más allá de los arreglos adicionales de los instrumentos y la voz de la británica que es como si emergiera del suelo para volar y perderse en el espacio. Le sigue “Near The Memorials To Vietnam And Lincoln”, que incluye flautas a esa sensación de ritual en la que nos hayamos, imprimiendo un aura más densa a todo el asunto. “The Orange Monkey” pone a nuestra disposición un ritmo muy parecido al bolero donde no es Harvey quien lidera con di voz sino sus músicos acompañantes, mientras que “Medicinals” retoma la combinación de guitarras y vientos de la manera poco convencional que ha trabajado la cantautora en todo el disco.

Luego de una “The Ministry Of Social Affaire” donde el dramatismo sube para reflejar la descomposición de las relaciones sociales (sea por lo predominante que resulta lo “políticamente correcto” o por la reacción extrema que ha producido esto mismo a su alrededor) entre saxofones caóticos y un ritmo opresivo, pasamos a “The Wheel”, el sencillo bandera del disco. Tiene cierta deuda con “The Glorious Land” de su álbum anterior por la forma en que ejecuta la guitarra, pero a la vez el resultado es más fácil de digerir. No tan experimental pero igualmente impactante. Una deforme “Dollar Dollar” con vientos que parecen ir en reversa cierra con broche de oro un trabajo donde la británica da muestras de un cambio radical en su forma de encarar ya no sólo la música, sino su forma de relacionarse con el mundo.

Hay algo que en las letras va en contra de PJ, y es que si bien a través de ellas visibiliza ciertas practicas en la sociedad actual (muy espe
cialmente esa de acabar con barrios marginales para hacer viviendas de más alcurnia para que gente de ese corte viva en ellas, haciendo en la practica una limpieza social solapada) no propone algo frente a todo eso. Supongo que la respuesta le corresponde al oyente o a estos personajes que nos gobiernan. Pero si se tomó la molestia de viajar por el mundo observando todas estas situaciones jodidas, ¿No habría sido más interesante si desde su posición “fuera de la caja” proponía soluciones por más disparatadas que fueran?

No es una queja menor esa, pero no es algo que le reste fuerza a un trabajo donde la británica sigue siendo fiel a si misma y a nada más. No es superior a ‘Let England Shake’, pero es una lógica sucesión. Si iba a encarar problemáticas sociales de una manera más directa, es normal que las canciones suenen descarnadas, sin filtro y con los arreglos pensados alrededor de reforzar esa desilusión frente a la sociedad. Siguen siendo temas atractivos por si solos, continúan enganchando y a pesar de ese detalle en las intenciones líricas de Harvey, realmente si ponen a pensar en lo que pasa actualmente con nosotros. Sobre todo cuando una mayoría patrocina de manera tan visible ese giro a una derecha cortante y dominante.

Mi recomendada es “The Ministry Of Defense”. Muchos de los resultados electorales del ultimo año pueden musicalizarse fácilmente con esa canción.

Aquí va “The Wheel”.

Calificación: 4.5/5
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s