10 albumes recomendados por Rough Trade que yo no conocía

Me obligaron a re-pensar un poco todo lo que creía que había significado el 2016 a nivel musical.

Luego de unas vacaciones que finalmente se extendieron como un mes (sobre todo porque no sabia con qué tema debía hacer el primer post del año), THIS IS MUSIC vuelve a la carga con su ritmo habitual de publicaciones.
Durante ese mes estuve la mayoría del tiempo en Estados Unidos con mi familia, concretamente en Nueva York. Aunque entre el itinerario estuvieron las típicas cosas del turista promedio (Estatua de la Libertad, la Zona Cero, Central Park, el Empire State y un larguísimo etcetera) había un sitio que tenia que visitar por encima de todos en ese viaje: la tienda de discos que tiene Rough Trade en la Gran Manzana.
Para los que no lo saben, algo de historia. Rough Trade es uno de los sellos más importantes de la música indie en toda su historia. Fundado por Geoff Travis en Londres, fue el responsable de impulsar la movida post punk en Gran Bretaña (sobre todo la escena londinense) siendo a la vez una tienda de discos que vendía música de sellos independientes, pero a la vez también es un sello con sus propias bandas firmadas. Tuvo la oportunidad de firmar a grupos como Scritti Politti, The Feelies, The Go-Betweens o The Smiths, impulsando los inicios del indie en los ochenta. Luego de disolverse por problemas económicos en 1991, Travis refundó el sello en el 2000 firmando en lo sucesivo a Belle And Sebastian, Babyshambles, Warpaint, The Hidden Cameras y hasta Julian Casablancas para su álbum solista ‘Phrazes For The Young’.
Evidentemente es una marca importante y una garantía de buena música en sus vitrinas independiente del formato que busque. Cuando fui al lugar además de comprar unos cuantos discos muy específicos y una chaqueta con el logo de Rough Trade (cortesía de mis padres) me dieron la revista del sello, llamada Rough Trade Magazine, que era gratis siempre y cuando uno comprara algo en la tienda. En él había entrevistas a Johnny Marr e Iggy Pop, libros recomendados, discos recomendados del mes y, al ser la ultima edición del 2016, diversos rankings de los editores con lo mejor del año que ya pasó.
Esos rankings y recomendaciones incluían discos y artistas totalmente desconocidos para mi hasta entonces. Por eso para comenzar el año decidí traer a ustedes los 10 artistas que más me gustaron entre todos los que recomendó Rough Trade Magazine en ese número de la revista, concretamente el #9 que salió en diciembre. 
Hay de todo. Electrónica, folk, psicodelia, post punk, frikismo… Es una selección muy variada que me viene acompañando durante las ultimas semanas y en cierta forma ha renovado mi fe en eso que solemos llamar “música alternativa”, así como me obliga a revisar y re-pensar un poco todo lo que creía que había significado el 2016 a nivel musical. 
1. Michael Nau – Mowing

Norteamericano y proveniente de Maryland, Michael Nau tiene un historial que incluye en el pasado bandas como Page France y Cotton Jones, donde explora elementos del indie pop mezclados con el barroquismo tipo Arcade Fire y el genero “Americana”. El año pasado Nau debutó en solitario con ‘Mowing’, donde le sumó a su base acústica una variedad de instrumentos que incluyen xilófonos, marimbas, voces corales y algunos devaneos con el country y el jazz. En la revista comparaban su estilo con el de Curtis Mayfield, Damien Jurado y Cat Stevens. No lo veo tan claro, pero que incorpore esa clase de ritmos e instrumentos a esa base de cantautor tradicional con tanta sofisticación hace comprensible el símil.
Como sea, ‘Mowing’ es un álbum reconfortante, tranquilamente a la altura de lo que tipos como Kevin Morby consiguieron el año pasado. Habrá que prestarle atención en el futuro.

2. Angelina – Vagabond Saint
Cuando conseguí la revista, este álbum llevaba unos 20 días de haber salido a la venta. Le saqué tiempo para escucharlo y la verdad es que supo sorprenderme. Es británica, es su álbum debut, y su repertorio toma como punto de partida el blues, mismo que se encarga de deformar en canciones que ocasionalmente incluyen muros de sonido más densos, oscilando constantemente entre el soul, el folk, alguna dosis del pop más clásico y hasta el jazz. La comparan con Janis Joplin y Dolly Parton en términos de estilo, pero personalmente la vi como una forma más pulida de la primera PJ Harvey. Sin toda esa rebeldía del riot grrrl pero con la capacidad de ser igualmente acogedora.
Tengo la tentación de incluirla desde ya entre los mejores debuts del 2017, aun habiendo siendo lanzado pocas semanas antes de que terminara el 2016. Así de bueno es el disco.

3. Playgroup – Previously Unreleased
Playgroup es el seudónimo de Trevor Jackson, un londinense reconocido en el mundo de la electrónica desde muchos frentes. Fue un acto bastante destacado del electroclash de principios del milenio con su sencillo “Number One” muy
en la linea de Daft Punk y Modjo. Ha realizado remezclas para Metronomy, Massive Attack, Run DMC y Soft Cell. así como se ha encargado del trabajo visual de actos como Soulwax. Y paralelo a todo eso, hace su propia música.
‘Previously Unreleased’ es básicamente un compilado que incluye demos y nuevas canciones con una variedad impresionante. Hay house, disco, dub, funk, trazos de new wave y uno que otro momento raro. La cantidad de canciones es prácticamente una maratón discotequera (28 temas), pero es supremamente disfrutable.

4. Roger Goula – Overview Effect
También hubo espacio para la música rara entre las recomendaciones de Rough Trade, y Roger Goula es un buen ejemplo de eso. Originario de Londres, debuta con su primer trabajo en largo luego de varios años trabajando en composiciones de banda sonora para teatro y cine. Lanzado por One Little Indian, ‘Overview Effect’ es un cruce libre de electrónica, tintes folk, música clásica y música concreta donde el caos y la oscuridad pueden ser algo muy bello de escuchar cuando de relajar la mente se trata. Si les gustan los desafíos y salirse un poco de la rutina, ahí tienen un álbum y un personaje completamente dispuesto a eso.

5. Pavo Pavo – Young Narrator In The Breakers
Pavo Pavo es un quinteto de Brooklyn (curiosamente, la zona de Nueva York en la que está ubicada la tienda de Rough Trade) que entre sus melodías aplicadas al mejor estilo de Haight Ashbury incorpora violines y sintetizadores para conseguir momentos muy retro pero a la vez bastante épicos. Tal vez por eso no resultan desatinadas las comparaciones con el sonido de The Beach Boys o The Beatles, principalmente por las armonías vocales con las que se manejan y los muros de sonidos que arman para canciones con la calidez y simpleza que aparecen en ‘Young Narrator In The Breakers’. Mirando su fan page parece que tienen intenciones de lanzar un segundo álbum este año, mismo que de inmediato se sumará entre los más esperados del 2017 para quien escribe estas lineas.


6. Federale – All The Colours Of The Dark
Federale es el proyecto alterno del bajista de The Brian Jonestown Massacre, Collin Hegna. En él a lo largo de los años ha explorado su fascinación con los spaguetti western y el trabajo que hizo Ennio Morricone en las bandas sonoras para las películas más emblemáticas del genero. Como suele pasar con ese tipo de música, las canciones giran alrededor de la venganza, la muerte y las confrontaciones entre el bien y el mal, que incrementan su fuerza y dramatismo entre arreglos de cuerdas y alguna guitarra ocasional. En los momentos más densos, ‘All The Colours Of The Dark’ puede llegar a sonar como un cruce entre Nick Cave y Swans. En la revista comparan la voz de Hegna con la de Scott Walker. Y si.

7. Slowcoaches – Nothing Gives
Este es otro que estoy considerando incluir entre los mejores debuts del 2017. Slowcoaches es pura energía punk desbordada con algunos avisos de que hay más habilidad entre sus miembros de la que pueden sugerir estructuras tan elementales pero tan adictivas y llenas de optimismo en tiempos donde eso no se ve tanto. Como prueba de su inmediatez y su actitud despreocupada, grabaron ese álbum en solo dos días en el estudio más barato que pudieron encontrar en Londres, cosa que no le impide tener una producción de primera clase. Bastante recomendado.

8. Golden Daze – Golden Daze
Los últimos discos recomendados de esta lista tienen la particularidad de que fueron elegidos por los editores de Rough Trade Magazine como los mejores del 2016. Como dije, muchos de esos artistas me dieron una gran oportunidad para revisar nuevamente si todo lo que creía que había sido el año pasado era cierto o no. Me obligaron a preguntarme si acaso no hubo otros discos importantes en el 2016 que hubiesen aparecido fuera de los canales que acostumbro a utilizar para acceder a nueva música. El debut homónimo de Golden Gaze es un buen ejemplo de eso. Psicodelia cuidada, sin caer en distorsiones exageradas y manteniendo en cambio melodías atrapantes para combinarlas con la voz aterciopelada de su cantante los ponen en la linea de The Brian Jonestown Massacre o Green On Red, y completamente ignorados por su servidor al no aparecer en mis radares hasta ahora.

9. Omni – Deluxe
Georgia ha dado al mundo varios de los grupos de rock alternativo más importantes de la historia. R.E.M., The B’52s, Indigo Girls o Pylon han salido de allí. Pero en los últimos años el centro musical ha pasado de Athens (el lugar donde se originaron los grupos mencionados) a la ciudad de Atlanta, más conocida en los últimos años por ser la cuna del southern hip hop, y en general por mantener una escena de música urbana bastante activa. Y aun así se han dado mañas para ofrecernos bandas como Algiers y más recientemente Omni, banda que debutó el año pasado con ‘Deluxe’, álbum donde hábilmente mezclan las maneras de pioneros como The B’52s o Talking Heads con elementos del mutant funk y el college rock. Personalmente extrañaba escuchar un grupo de esas características, que dejara un poco de lado el gótico con el que suele equiparar todo el sonido post punk.

10. Sneaks – Gymnastics
Para cerrar este listado, otro debut que se me pasó totalmente. En este caso hablamos de Sneaks, una chica de Nashville que con apenas 19 años puso en mi mente una serie de canciones basadas en lineas de bajo muy certeras y un estilo vocal que parece un termino medio entre David Byrne de Talking Heads y Kim Gordon de Sonic Youth. Las canciones de ‘Gymnastics’ rara vez superan los dos minutos, el uso de los sintetizadores es muy minimalista (nunca permite que esos ruidos superen el bajo). Es raro que no se defina su música como post punk y si como “punk minimalista”, pues francamente no hay otro genero donde tenga cabida un estilo tan frío pero tan adictivo como el suyo. Un personaje muy peculiar que se ha ganado en este rincón de la web un defensor a capa y espada.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s