Fufanu, la nueva joya islandesa

Vale la pena seguir sus pasos tan solo por la autenticidad que demuestran.

Islandia suele exportar al mundo exponentes, por así decirlo, curiosos. Bien pueden tirarnos una banda capaz no sólo de cantar en islandés y hacerse reconocida a nivel mundial, sino de inventar si propio idioma para las canciones (Sigur Ros) o una loca que siempre puede estar más loca con cada disco que pasa (Björk). Sin llegar a esos niveles de rareza, Fufanu tiene una historia interesante respaldando su nombre, que ha estallado con fuerza a raíz de su nuevo álbum, ‘Sports’, que salió a la venta el 3 de febrero.
Sin embargo, los orígenes del proyecto liderado por el vocalista Kaktus Einarsson y el guitarrista y programador Guðlaugur Einarsson (más adelante se les unirá Erling Bang como baterista) se remontan al 2008 cuando fundaron un proyecto orientado a la música techno llamado Captain Fufanu. Ambos tenían un álbum listo bajo ese nombre, pero lamentablemente el estudio donde estaban grabando fue asaltado y esas grabaciones se perdieron. En vista de los acontecimientos, decidieron dar un giro a su música, incorporando instrumentación más tradicional (tendrían guitarras, bajo y pads de batería desde entonces) a su repertorio y acortando su nombre al actual Fufanu.
Tal vez por esa frialdad tan propia del techno, sus primeros trabajos bajo el nuevo nombre se sentían más ligados al post rock y a la música electrónica que al post punk propiamente dicho. Era algo fácil de notar en su EP de 2015 ‘Adjust To The Light’, el primer lanzamiento oficial del grupo. Lleno de distorsiones en las guitarras que transmitían por igual drama y misterio, rápidamente lograron hacerse reconocidos en el Reino Unido, permitiendo al grupo girar como teloneros de Damon Albarn y The Vaccines, donde la presencia en vivo del vocalista Einarsson pronto se hizo notar.
Un año antes lanzaron un sencillo debut, “Circus Life”, donde por siete minutos son capaces de proponer un ambiente tétrico, pero muy adictivo también. Será incluida en su álbum debut, ‘Few More Days To Go’, lanzado en noviembre del 2015, menos de seis meses después de ‘Adjust To The Light’.

Para seguir con las buenas sensaciones dejadas en ‘Adjust To The Light’, con ‘Few More Days To Go’ dejaron ver todo lo que valían, entrecruzando hábilmente elementos del techno, el shoegaze y el post rock, aplicados a una producción con bastantes capas de reverberación, estrategia muy frecuente en grupos como Bauhaus o Cocteau Twins. Sin embargo lo increíble es que el resultado resiste cualquier tipo de comparación. El acople del grupo tomó todos esos elementos y los mezcló de una manera totalmente nueva, radicando allí mucho de su encanto, sobre todo en tiempos que prefieren el revivalismo por encima de la experimentación en el sentido estricto. Además de “Circus Life”, temas como “Ballerina In The Rain”, “Wire Skulls” o “Plastic People” ratificaron plenamente el despegue de los islandeses en el panorama underground.

Finalmente y luego de estar encerrados en el estudio componiendo durante el 2016, Fufanu lanza su segunda placa, ‘Sports’ producida por Nick Zinner de Yeah Yeah Yeahs. Se evidencia más que nunca el gancho irresistible del techno, sumando el bajo y las guitarras pegadizas del post punk revival, junto a la tensión rítmica de ambos géneros. En ese sentido, ‘Sports’ es como un péndulo. Se orienta más al post punk en temas como “Tokyo” y “White Pebbles”, cede por momentos a su pasado techno en “Restart”, “Gone For More” y “Syncing In”, o se sitúa a medio camino en los sencillos “Sports” y “Bad Rockets”. En “Just Me” y “Liability” se salen un poco de esos parámetros ofreciendo algo más discotequero.
De todas ellas la canción “Sports” destaca un poco por encima del resto no solo por un bajo irresistible, sino por el estupendo vídeo que grabaron para acompañarla.

Que la producción remita al sonido revialista que hacía Nueva York hace unos años no debe sorprender, pues el rol de Zinner en el resultado es evidente. Pero la sensación va más allá de una mera referencia al nu disco o a compararlos con gente como LCD Soundsystem o Interpol. Fufanu todavía consigue apropiarse de todo eso a su manera y reinterpretarlo de tal manera que difícilmente alguien puede decir que está haciendo lo mismo que ellos en la actualidad. Es una de las buenas revelaciones musicales que nos está dejando el indie internacional en este arranque del año, y realmente vale la pena seguir sus pasos tan solo por la autenticidad que demuestran al momento de reciclar géneros como los abordados por ellos con esa óptica tan distinta a la del resto.
A continuación pueden escuchar ‘Sports’ en el Bandcamp de la banda, así como pueden encontrar el vídeo de la canción “Bad Rockets”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s