Reseña: King Woman – Created In The Image Of Suffering

Es un álbum que invita a perderse en él.

El shoegaze acercándose al heavy metal (o al revés, dependiendo de quien crea el lector que tomó la iniciativa) ya es una realidad. Pero la incorporación de ese sonido a un subgénero como el doom metal si fue inesperado, aun asumiendo que no es la primera vez que metal y shoegaze se encuentran. Son facciones que nunca se habían acercado a pesar de tener tanto en común (ambos se alimentan de la psicodelia, se valen de la distorsión para propulsar su música en distintas formas a pesar de mantener los ritmos tan pesados como sea posible, las voces son escatimas)… no tenía por qué resultar tan mal si se sabía encaminar la cuestión.

Ahora, entre hacerlo bien y articularlo con la destreza que demostró King Woman en su primer trabajo largo, ‘Created In The Image Of Suffering‘ ya es otra cosa. Tenemos un debut que baja y sube revoluciones a su antojo en canciones como “Hierophant” o “Deny”, siempre buscando hipnotizar al oyente aprovechando lo atmosférico y lo frenético en las guitarras de acuerdo a lo que la situación exija. En ocasiones pegan con más fuerza en “Utopia” y “Shame”, donde la voz de Kristina Esfandiari emerge como un elemento unificador con esa capacidad de sonar dulce incluso al cantar con tanto dramatismo de por medio.
Lo de esa mujer es sorprendente. Su voz tiene tanto de Siouxsie Sioux como de Brodi Dalle. Encanto y agresividad, juntas en momentos donde la catarsis puede llegar a ser algo donde la frontera entre lo místico y lo pagano se convierte en una línea borrosa. En “Worn”, por ejemplo, se percibe un aire que va de lo intimo a lo orquestal con guitarras que parecen estar siguiendo un peregrinaje en busca de la iluminación mientras Kristina oscila entre susurros que hacen el ambiente muy personal para el oyente, a una intensidad que parece salirse de los parlantes o los audífonos. “Manna” es otro gran ejemplo de eso, explotando mejor que en ninguna otra las habilidades como vocalista de Esfandiari, pero también el acople de toda la banda que suena ensimismada, como poseida por sus propias composiciones.
Todo lo que se anticipó en su EP del 2015 ‘Doubt’ se ha visto ratificado en un trabajo firme que al final ofrece lo que uno esperaría del grupo de San Francisco a estas alturas: una producción más y más sólida. No es necesariamente el más consistente de los materiales que han lanzado hasta la fecha, pero sigue siendo uno donde buscan redefinir muchas cosas preconcebidas alrededor de esa comunión encontrada entre doom y shoegaze. Pero por encima de todo es un álbum que invita a perderse en él, explorando una inocencia perdida en cada tema pero también el surrealismo más absurdo.

Mi recomendada es “Hierophant”. Es una de esas que uno repetiría en bucle durante mucho tiempo.

Aquí va “Deny”.

Calificación: 4/5
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s