Reseña: Public Service Broadcasting – Every Valley

Parecen dispuestos a ofrecernos una versión más limpia y ambiciosa del sampleo de los recuerdos mientras los reinventan desde sus instrumentos.

Hace dos años una banda de Londres llamada Public Service Broadcasting logró cierta relevancia con un álbum titulado ‘The Race For Space’ donde hacían algo bien curioso: en vez de cantar, sampleaban anuncios de comerciales o de propaganda oficial (en ocasiones extraídos de la BBC y más recientemente del British Film Institute) para compensar el hecho de que ninguno de sus dos miembros, J. Willgoose Esq. ni Wrigglesworth es cantante.
Hay antecedentes de esa clase de sampleos en ‘My Life In The Bush Of Ghosts’, un álbum conjunto grabado en 1980 por Brian Eno y David Byrne donde sampleaban voces de predicadores religiosos en una mezcla de música africana con dosis de electrónica en aras de hacer música futurista, pero sobre todo que integrara al planeta más allá de lo anglosajón. Más adelante bandas como The Focus Group y Boards Of Canada apelaron a esa técnica pero la invirtieron al usarla como una forma de retratar la nostalgia por el pasado fuese con cierto orgullo o una marcada melancolía.
En ‘The Race For Space’, el segundo trabajo largo del dúo, narran la carrera espacial mientras una mezcla de electrónica con krautrock y algún que otro toque de indie rock bien nos mete en toda esa historia, o bien nos cautiva por esas voces radiales que transmiten por si solas una mística tremenda. Este año grabaron su tercer trabajo, ‘Every Valley’, ahora dedicándose a contar mediante el sampleo la forma en que la Revolución Industrial fue decayendo, muy concretamente en la industria del carbón en Gales.
En lineas generales se percibe un alejamiento de ese sonido vibrante que se escuchó en ‘The Race Of Space’ para favorecer un sonido que puede tener momentos de spaghetti western como en la canción titular, aires más propios del art rock de Sparks o XTC en “All Out”, “The Pit” y “People Always Need Coal”, clara influencia del krautrock en “Go To The Road”, tintes jazzeros en “You + Me” y otros en un borroso termino medio de todo lo anterior como “Mother Of The Village” o el sencillo “Progress”.

Aunque el dúo de dream pop Smoke Fairies había participado en una canción de ‘The Race For Space’, en ‘Every Valley’ las colaboraciones son más frecuentes y todas aportan un matiz adicional a la historia que se narra. Tracyanne Campbell de Camera Obscura aporta su voz en “Progress”, Lisa Jên Brown del grupo folk galés 9Bach, participa en “You + Me”; el trío de folktronica Haiku Salut participa en el sencillo “They Gave Me A Lamp”, y hasta James Dean Bradfield de Manic Street Preachers colabora cantando en “Turn No More”. Tal vez la inquietud que queda para el futuro con eso es que probablemente el proyecto se convierta en un grupo de músicos-productores con colaboraciones estelares tipo Disclosure o Mark Ronson, perdiendo eso que los puso en el mapa originalmente.
Claramente la denuncia social es importante en la concepción de ‘Every Valley’. Si hablamos de desigualdad, falta de oportunidades y abandono a su suerte de los pobladores de un país o región por parte de la clase política, ejemplos abundan y se pueden extrapolar al mundo entero. Pero seria un error considerar esto como una arremetida frente a los tiempos que corren o uno de los discos “anti-Trump” que se estuvieron anunciando desde comienzo de año. El ejercicio de situarlo en esa categoría es forzado porque hay una historia concreta narrándose, bien delimitada mediante los sampleos.
Historia que por cierto saben articular muy bien los Public Service Broadcasting desde los instrumentos. Hay menos electrónica en el álbum para favorecer un sonido más orgánico que permita emular bien ese ambiente más pacifico de los siglos XVIII y XIX, así como la vida de una población que pasaba por la transición de lo rural a lo urbano mientras sus costumbres se veían trastocadas en el proceso. Cuando hay electrónica es para aludir al optimismo del progreso presente en varios tramos del disco. No se usa para glorificar, sino para contextualizar un momento de la historia.
Si Throbbing Gristle o Cabaret Voltaire llegaron a describir sus trayectorias en algún momento como “periodismo” o “documentalismo”, lo de Public Service Broadcasting bien puede ser arqueología. Escarbando en la historia de la humanidad (hasta ahora principalmente en la franja de la Edad Contemporanea) parecen dispuestos a ofrecernos una versión más limpia y ambiciosa del sampleo de los recuerdos mientras los reinventan desde sus instrumentos. Que sigan esa linea o la de músicos-productores solo el tiempo lo dirá, pero hasta el momento han llegado a más gente de la que cualquiera con esa propuesta musical haya siquiera imaginado en el pasado.
Mi recomendada es “Take Me Home”. Encargada de cerrar el disco y cantada a capela, exterioriza la nostalgia por tiempos mejores, siendo de las pocas que trasciende la historia contada por la banda.
Aquí va “They Gave Me A Lamp”.

Calificación: 4.5/5
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s