Los soundtracks de FIFA: ‘FIFA Football 2005’

Ahora la música era mucho más que solo acompañar o guiar la experiencia del juego.

Hacia 2004 la lucha por la hegemonía en los juegos de futbol entre FIFA y PES iniciaba su fase más apasionante. Uno tenía los movimientos más atractivos para el jugador, el otro muchas licencias y ambos unas gráficas que para la época se acercaban bastante a la realidad. Con fecha de lanzamiento atípica debido a la inminente novedad del FIFA Street, ‘FIFA Football 2005’ era el ultimo juego lanzado para el PS1 (el fin de una era, oficialmente) y también el único que se lanzo para las consolas Gizmondo y N-Gage, antecesores al PSP que pasaron al olvido casi de inmediato.
Europa: 15 de septiembre de 2005 (Gizmondo), 8 de octubre de 2004 (PS2, Xbox, GameCube, Windows, GameBoy Advance), 15 de octubre de 2004 (PS1), 27 de octubre de 2004 (N-Gage).

Norteamerica: 12 de octubre de 2004 (PS1, PS2, Xbox, GameCube, Windows, GameBoy Advance), 22 de octubre de 2005 (Gizmondo), 23 de octubre de 2004 (celulares), 10 de noviembre de 2004 (N-Gage), 25 de abril de 2005 (PSP).

Las canciones

La aclamación recibida por los temas de FIFA 2004 animó a EA para subir la apuesta, pasando de 30 temas a 38. Resulta llamativo que en líneas generales la música indie tomó más espacio en contraprestación a la electrónica dominada por los DJs del nuevo milenio que en las tres ediciones anteriores marcaba la línea a seguir. Eso no impidió, sin embargo, que el italo house de “Dieci Cento Mille” de los productores italianos Brothers o “Rock Your Body, Rock” de Ferry Corsten se colaran en la fiesta.

“An die Wand” de Nachlader y “Surfing On A Rocket” de Air representaron la línea indietronica contando con el aval de compartir espacio con “Blue Monday” de New Order, otra de esas canciones rescatadas del pasado con las cuales sale EA de vez en cuando.

En el plano del indie rock van apareciendo un hit tras otro. “Tell Her Tonight” de Franz Ferdinand (aunque hubiese preferido otro tema de ellos), “Irish Blood, English Heart” de Morrissey, “Brooklyn Is Burning” de Head Automatica (impecable hibrido entre la música neoyorkina de la época y un toque pop rock en la estructura), “The End Of All Good” de los escoceses Sneak Attack Tigers y “Seven Days A Week” de The Sounds

Siguiendo la estela dejada por Idlewild en FIFA 2003 y a la vez poniéndose en línea con el piano rock de Keane y Coldplay, aparece “Miss Evening” de los suizos Mañana. Bien pudo aparecer en la película ‘Goal’ por esa carga melancólica y del desafío que se debe superar para ser el mejor. Bien pudo musicalizar la épica noche de Estambul donde Liverpool le remontó el 3-0 al Milan en la final más dramática de la Liga de Campeones hasta la fecha. Es un tema que se hizo para ser recordado, y es un hecho que quienes jugamos FIFA 2005 lo recordamos bastante bien.
En el pop propiamente dicho no hubo tanta participación en ese año. Las excepciones a la regla fueron “Take Your Mama” de Scissor Sisters, que por esos días atravesaba sus quince minutos de fama al lograr ser el álbum debut más vendido de 2004 en un cabeza a cabeza con Keane que duró todo el año; y el dancehall que se escucha tanto en “Hot In The Club” de Wayne Marshall como en “Release” de Seeed. Imagino que con eso querían compensar el no tener al por esos días omnipresente Sean Paul.

El trip hop tuvo representación con “No Roots” de Faithless, una de las cosas más cadenciosas y refinadas que se hayan escuchado en un soundtrack de FIFA hasta la fecha. “She Wants You Back” de Emma Warren era como un punto medio entre house y UK Garage que sin embargo no trascendió más allá de ese lanzamiento y se unió a la lista de artistas que quedaron en el olvido a pesar de colar una canción en el juego. “Sorcerary” del proyecto Future Funk Squad logró darle cierto reconocimiento a su responsable, Glen Nicholls, y aunque no es de las más recordadas es bastante sólida entre beats a ratos exóticos, uno que otro breakbeat, un rapeo sublime que recorre toda la canción, y ruidos oscuros pero no exentos de energía.

Por esos días un nombre comenzaba a imponer su sello en los distintos juegos FIFA, y ese era el de Coldcut. Al tiempo que colaba algún clásico en FIFA Street (concretamente “True Skool”), le daba nueva vida a “What You Need” de INXS a través de un remix donde los vientos conducían una base más cruda de bajo-percusión. Otro enorme productor de esa época, Junkie XL, le da un nuevo sentido a “World On Fire” de Sarah McLachlan en un remix que va muy por el estilo de lo que hacía Deep Dish en esa época: algo refinado pero con beats y bajos contundentes.

Hubo incorporaciones curiosas e impensadas en la actualidad que daban cuenta de una apertura que hoy se hecha en falta. En ese campo destacan el celtic punk de Flogging Molly con “To Youth (My Sweet Roisin Dubh)”, el metal industrial de los alemanes Oomph! en “Augen Auf”, la dosis de rock psicodélico presente en “Karmageddon” de los suecos The Soundtrack of Our Lives, o ese particular experimento de Paul Oakenfold llamado “Beautiful Goal”, algo más parecido a un mash-up que a una canción donde recopila las narraciones de John Motson y los gritos de la tribuna mientras los mezcla con guitarras y un ritmo con alguna deuda al big beat. 

Algunas otras fueron particularmente enigmáticas. La más notable fue cortesía de un francés llamado José Nando, quien coló en el juego la canción “A Necessidade”, una especie de chill out con algo de sonido Ibiza. Lo curioso es que el personaje en cuestión no tuvo más canciones lanzadas comercialmente aparte de esa. De hecho antes de YouTube esa canción solo se podía escuchar en el juego. Corrieron una suerte similar el house con toques latinos de la danesa Miss J en “Follow Me”, el híbrido de hip hop, R&B y J-Pop propuesto por Soul’d Out en “1.000.000 Monsters Attack” y la estupenda “Ciao Sono Io” de Sandro Bit (muy en la línea del eurodance de principios del milenio).

En lo que se refiere a los latinos, podemos decir sin temor a equivocarnos que se arriesgaron todavía más que el año anterior. “Almada” del productor mexicano Clorofila (miembro del colectivo Nortec Collective) ofrecía una especie de trip hop cruzado con cha-cha-cha inquietante y bastante atmosférico para lo que uno esperaría en un juego de fútbol. Algo parecido aporta el proyecto brasileño Inverga + Num Kebra con “Eu Perdi Você”, que con un sampleo muy particular (nunca pude distinguir si era un violín o un acordeón) remite a la música del interior de Brasil con un ritmo tan contagioso como cabría esperar de ese país. 

El hip hop que apareció en FIFA 2005 fue principalmente latino. Por un lado tenemos al brasileño Marcelo D2 con “Profissão MC” donde mezcla hip hop de la vieja escuela con samba, ratifica tanto la importancia de Brasil en la configuración de las banda sonora de esos años (añadido a la importancia del país en sí como potencia futbolística) como la calidad del propio Marcelo D2, que bien puede mirar a los ojos a Control Machete o Zack De La Rocha en términos de creatividad. Por otro lado, La Mala Rodríguez dijo presente con “Jugadoras, Jugadores”, tema que siempre me pregunté si tenía algún motivo para aparecer en FIFA aparte del título, pues la letra destaca por si sola y no es precisamente de jugadores de fútbol o gamers de lo que habla… El único hip hop anglo que pudimos escuchar fue “Fit But You Know It” de The Streets, y aun así es debatible que esa canción sea de hip hop, porque parece más algo que haría The Fall si hubiese surgido en este milenio.
Todavía dentro de los latinos pero en una vereda totalmente opuesta tenemos a la costarricense Debi Nova, quien luego de lograr un #1 en el Billboard Hot Dance Music con “One Rhythm” donde básicamente se dedica a citar todos los países posibles englobados bajo “un solo ritmo”, fue incluida en el juego con una versión remezclada que seguramente fue incluida por esa letra antes que por cualquier otra cosa. “Vive La Vida” de los españoles Gusanito y “Sorte Grande” de Ivete Sangalo siguen con más claridad la línea típica del pop latino que abrieron en la década anterior gente como los Estefan o Ricky Martin.
Un término medio entre la experimentación y la comercialidad latina es lo que proponen Los Amigos Invisibles desde Venezuela con “Esto Es Lo Que Hay (Reggaeton Remix)” en una apuesta más bien inocente de la banda cuando se le pone al lado de “Ahora”, cortesía de Zion & Lennox y de paso la primera canción de reggaetón que aparece en un FIFA. Como dato más bien anecdótico, los españoles Sôber con “Cientos De Preguntas” fueron el representante del rock hispanoamericano ese año. No es particularmente buena (de hecho es bastante cliché), pero el hecho es que ahí está.

Conclusiones
Se asienta más el criterio hípster en las elecciones musicales en comparación con la edición anterior. El boom de esa música en el 2004 era ya una realidad, y Franz Ferdinand, The Sounds, Air, Head Automatica o Morrissey se vieron beneficiados por eso. Probablemente no fue con sus canciones más recordadas, pero igualmente sus nombres estaban ahí, y permitieron que un nuevo publico los conociera.
Fue una buena muestra de que ahora la música significaba algo mucho más importante para EA que solo acompañar o guiar la experiencia del juego. Ya eran conscientes del vehículo (hasta cierto punto, cultural) que representaban sus soundtracks para promover música de todo el mundo. Aunque no dejaban de lado las tendencias dominantes en la música de ese tiempo (dancehall, indie rock) no permitían que eso los limitara, y es así como cosas como Flogging Molly, Future Funk Squad o Nortec Collective se colaron.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s