Reseña: Moby & The Void Pacific Choir – More Fast Songs About the Apocalypse

Una de dos: o es punk distópico, o es un power pop industrial.


Quiero dejar una cosa muy clara antes de hablar sobre el segundo trabajo que lanza Moby con su nueva banda, The Void Pacific Choir: el oportunismo que arrastran ciertos álbumes calificados como anti-Trump (o decididamente pensados así) me predispone negativamente. Y no es porque simpatice con el pelucón, sino porque no encuentro más honesto ponerse en plan de conciencia política ahora, cuando en todos los gobiernos previos de Estados Unidos había motivos para indignarse y demostrarlo a través de la música.
Dicho eso, hablar de este álbum requiere hacer una fundamental división entre la percepción que deja el Moby artista, y si el resultado ofrecido por él en ‘More Fast Songs About the Apocalypse’ es satisfactorio o no. Esto lo digo porque si bien el resultado del álbum no es el más satisfactorio, si redondea una enseñanza para muchos “artistas” que presumen de serlo pero son meros publicistas que tienen serios conflictos entre la “obra” y el “producto” ofrecidos.
No me considero la persona más apropiada para pontificar sobre el arte, pero hoy la mejor interpretación que podría tener sobre eso es lo que hacen King Gizzard & The Lizard Wizard, Algiers, o incluso St. Vincent y Beck en un contexto más accesible. Gente que no le teme al cambio, pero no necesariamente lo piensa en términos de venta sino de impacto, de ofrecer algo duradero que se permita desafiar las reglas imperantes en internet. Aunque tenga un poco más de bagaje (lo cual juega a su favor) es exactamente eso a lo que aspira Moby. El tipo puede darse el lujo de decir que hizo de todo, y lo sigue haciendo. Dejó de lado la tónica lounge que dominaba en sus últimos trabajos en favor de un sonido guitarrero que llevaba como 20 años sin hacer (más o menos desde que hizo el cover a “That’s When I Reach For My Revolver”), pero más importante aun: dejó todo tirado por dar un mensaje a la gente. Compartir con el mundo algo en lo que cree más allá de si está en lo cierto o no. Y eso, señores, es arte.
Y aun así ese nuevo sonido es notablemente distinto a cualquier cosa que le hayamos escuchado en el pasado.
Una de dos: o es punk distópico, o es un power pop industrial. No tiene el factor sorpresa de su trabajo anterior, ‘These Systems Are Falling’, y por el contrario profundiza en la militancia anti-Trump mostrada por el norteamericano desde las elecciones del año pasado. Más allá de esa coyuntura, en ese primer álbum lanzado con The Void Pacific Choir se percibía la urgencia que exigía el momento, dejando muy buenos temas como “Break Doubt” o “Are You Lost In The World Like Me?”. Con ‘More Fast Songs About the Apocalypse’ la urgencia cede en favor de algo más elaborado, sin dejar de lado en ningún momento la fuerza y la atmosfera que pueden aportar las guitarras y los teclados.

Hay uno que otro detalle que se sale del tono compacto y contundente de ‘These Systems Are Falling’, sea resaltando más los teclados, las guitarras, o probando tonos más amigables como en “There’s Nothing Wrong With The World, There’s Something Wrong With Me”, “A Happy Song” y la melancólica “All The Hurts We Made”. Entre las que buscaban consolidar ese Moby contestatario en terminos de sonido, la mejor fue sin embargo “In This Cold Place”.

Teniendo un punto de referencia sobre el cual trabajar y aspectos a mejorar de cara al siguiente trabajo la producción cobra más importancia para pulir algunas partes salidas de tono. En ese punto se podría situar a “Trust” y “A Softer War”, con distancia los más militantes del disco. “If Only a Correction of All We’ve Been” raya en lo emo con ese dramatismo que sale de Moby. Podría ser una demostración de la sinceridad de eso en lo que cree, pero más allá de ese juicio de valor esta nueva etapa tiene más facultades para alienar gente que para conmoverla o llevarla a un cambio de mentalidad.
Con todo y esos notorios matices, ‘More Fast Songs About the Apocalypse’ se torna repetitivo (más cuando se toma en cuenta lo mostrado en ‘The Systems Are Falling’). Con un mayor trabajo de producción que su antecesor, pero con el factor sorpresa bastante reducido (por no decir ausente) y poco tiempo entre el lanzamiento de uno y otro no consigue sorprender (o ser una continuidad consistente, al menos). Hay buenas canciones (“In This Cold Place”, particularmente), pero no termina de ser un trabajo cohesionado.
Mi recomendada es “All The Hurts We Made”. De comienzo a fin, parece una buena justificación para ese giro tan radical que dio Moby en su música.

Aquí va “A Softer War”.

Calificación: 3/5
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s