La historia del post-punk en 7 capítulos (preámbulo)

Hace tres años viví una conmoción enorme cortesía de un libro que, lo crean o no, ayudó a conocerme y aceptarme como persona más que cualquier otra cosa que haya intentado o escuchado en el pasado. Romper todo y empezar de nuevo de Simon Reynolds fue como entender por qué esa música tan extraña, tan impredecible, repleta de guitarras pero también de muchas cosas más (a veces hasta rebelándose a las guitarras) había cautivado mi alma hasta el punto de identificarme tanto con ella. Las motivaciones de esos pioneros de lo absurdo no se alejaban tanto de las que en mi adolescencia me llevaron primero al rock, y luego a esa forma deconstruida del mismo.

Ese libro aun lo atesoro en mi biblioteca personal como mi más preciada posesión. Tantas bandas, tantas canciones, tantas situaciones,tanto impacto en lo que sucedió después… Fue como si las últimas piezas de mi rompecabezas sobre la música se juntaran para terminar el mosaico. Con el tiempo fui profundizando en detalles que el libro no, como la expansión internacional del movimiento durante todos los años ochenta, su ambivalencia entre la extinción y el legado definitivo en los noventa, su efímera resurrección en los 2000 y su regreso a formas más atrevidas en la década que está por terminar.

Todo eso rondaba mi cabeza, pero el momento en que se cristalizó en este proyecto fue al año siguiente cuando vi que Sound &Vision, uno de los sitios para los que escribo regularmente publicó “La historia del Shoegaze en 5 capítulos”. Me pareció una de las iniciativas más increíbles que haya visto en materia de periodismo musical en español por su sencillez para contar la historia de un movimiento no muy apreciado por el público mayoritario, con muchas lagunas históricas y que aun así se las ingenia para explicar cómo pasamos de los My Bloody Valentine o Slowdive de los noventa, a los Beach House y Cheatahs de hoy. Desde el día en que se publicó y lo leí, me prometí hacer algo similar con el post-punk.

Se lo propuse a mi jefe y aceptó muy contento de que emprendiera ese proyecto. Durante el siguiente año escribí como loco, pasaba el archivo de Word, recibía correcciones y sugerencias mientras continuaba indagando y puliendo toda esa información. La última corrección que hicimos data de fines del 2017, y ya estábamos seguros que para la siguiente estaríamos listos para publicar. Hasta ese momento solo unas pocas personas sabían de lo que estaba haciendo, y esas pocas me pasaron algunas bandas que incluí sin reparos en el texto.

Las cosas tomaron un giro durante las últimas semanas, y de hecho hace unas horas tomé la decisión de publicar los resultados de esta recopilación de hechos (porque sería una falta de respeto considerarlo una investigación) aquí. El giro es que lamentablemente Sound & Vision estará inactivo por el resto del semestre y hasta julio, según palabras de mi jefe. La cosa es que invertí tanto tiempo y esfuerzo en esto que no puedo esperar más para compartir el resultado del fanatismo, búsqueda, recopilación y análisis necesarios, presentando así a ustedes los protagonistas de esta historia. No obstante, dejo muy en claro que si Sound & Vision retoma actividades como se me informó, publicaré mi texto allí también, seguramente con variaciones y alguna otra cosa que haya omitido hasta este punto y sea importante mencionar. Es lo mínimo que puedo hacer por el personaje que me apoyó y asesoró durante todo este tiempo para darle la forma final a este trabajo.

No sería justo, insisto, considerar esto una investigación. Es solo una recopilación de datos a los cuales se le suma una impresión (y por qué no, interpretación) de los hechos. Si sentí importante hacerlo es porque siendo colombiano y creciendo en un lugar que aun hoy carga muchos estigmas contra el rock (y más importante aún, conviviendo con una escena que prácticamente pasó por alto esta parte de su historia) vi que esa historia tan particular, tan fragmentada y tan apasionante necesitaba ser conocida por más gente. Algunos comprenderán, otros no. Pero lo importante es que estos siete capítulos estén ahí para quien los necesite.

Dejo entonces el fruto de tanto esfuerzo, tanta búsqueda y tanto fanatismo impulsado por el ego a ustedes esperando que sea de su agrado, que sirva para mostrar un capítulo poco apreciado (o bueno, siete) en la historia del rock, a pesar (o debido a) que ayuda a entender por qué el concepto de rock es más amplio de lo que muchos quisieran reconocer. Agradezco a todas las personas a quienes comenté sobre esto por su apoyo, su colaboración, su retroalimentación y por qué no, su motivación para llevar todo esto a buen puerto.

Introducción.
Capítulo 1: Influencias, orígenes y primeros exponentes (1967-1977)
Capítulo 2: El apogeo (1978-1980)
Capítulo 3: Decadencia, nuevas escenas y expansión internacional (1980-1985)
Capítulo 4: Se renueva la resistencia y boom latinoamericano (1985-1990)
Capítulo 5: Camuflaje (1990-1998)
Capítulo 6: El post-punk revival y nueva decadencia (1998-2007)
Capítulo 7: Arriesgando más y presente (2007-actualidad)

PD: Aprovecho para rendir un oportunista, vil e insuficiente tributo al tipo que pudo haber sido un medium pero bebió lo suficiente para dejar de serlo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s