Los 10 artistas más importantes del Estéreo Picnic 2019

En una semana la lluvia, el barro, el trago, y algo de vicio acompañaran parches que llegarán en romería al Campo de Golf Briceño 18 para celebrar el décimo Festival Estéreo Picnic de la historia.

La edición del “equisismo” está marcada por muchas cosas, y cada mes está cambiando el signo de la polémica o el tema a debatir alrededor de la misma. Pero hoy mismo dos cosas parecen dominar mis pensamientos: una, el hecho de que tendrán que coexistir los más jóvenes o los novatos en la materia (que no son lo mismo) con muchos de los que ya estamos con varias ediciones en nuestra hoja de vida. Fácilmente puede ser de las primeras ediciones donde hay un choque generacional. La otra es el “tan cerca pero tan lejos” con el que nos deja la muerte de Keith Flint y la consecuente cancelación de The Prodigy. Estaba destinado a ser EL momento por excelencia de este año y la posibilidad se borró de un plumazo. Afortunadamente Underworld será quien cubra ese espacio, y puede no generar la misma satisfacción entre la gente, pero tengo la plena certeza de que igual responderán a la exigencia como de costumbre en ellos.

Con todo, en THIS IS MUSIC no somos ajenos al hype, y es por eso que como viene siendo costumbre postularemos los 10 artistas que, en la previa, son los más importantes de ver a nuestro juicio en el Estéreo Picnic. Convengamos que la popularidad ni la cantidad de reproducciones en Spotify o Deezer no son relevantes en este criterio. Hacer DJ Sets cuando su verdadero fuerte son los directos tampoco les ayudará mucho. Entonces si Twenty One Pilots, The 1975, Sam Smith o Disclosure no aparecen o lo hacen en posiciones muy bajas, no debe sorprender.

Y no es por dañarles la lectura, pero no aparecerá ninguno de ellos.

Se quedan por fuera (además de The Prodigy…):

ODESZA

No pude verlos cuando estuvieron en 2016 muy a mi pesar, pero el dúo de Seattle es uno que me llama la atención más que por cualquier otra cosa por su directo. Tienen buenas canciones que lo justifican, indudablemente (“It’s Only” en particular), pero es en el plano visual donde siento que pueden volar cabezas. La cita con ellos es el domingo en el Escenario Adidas a las 12:30 de la madrugada, después de que Arctic Monkeys termine lo suyo en el Escenario Tigo.

10. FIDLAR

En su momento me sorprendió bastante que una de las bandas que más aprobó la gente cuando se produjo el anuncio del cartel fuese FIDLAR. Son un buen grupo y eso, pero no sabía que hubiese tantos deseos de verlos por acá. Pero tras publicar hace varias semanas Almost Free, su tercer álbum, me uní al hype. Han dado un paso adelante del punk con trazos de surf presente en sus dos trabajos anteriores para abarcar ahora en su nuevo LP elementos del hip hop, el glam rock y el indie. Puede que a las 5:45 PM del sábado en el Escenario Adidas no estemos ante una de las sorpresas del Festival en un plano estricto, pero tampoco serán pocos los que queden fuera de base ante la banda californiana.

9. Portugal. The Man

De nuevo en el marco de un Estéreo Picnic pero ahora en el escenario principal, Portugal. The Man llega promocionando Woodstock, su álbum más accesible hasta la fecha y uno que ratifica ese don que tienen John Gourley y compañía para sacar melodías impecables con aura retro y la fuerza necesaria para no pasar por blandos. A las 6:45 PM del sábado en el Escenario Tigo los que ya pudimos verlos nos tomaremos ahora con una banda más madura, y los nuevos disfrutarán con una presencia modesta pero nunca carente de fuerza.

8. Arctic Monkeys

Tras ese proceso de “americanizacion” iniciado en Suck It And See y completado con AM, parece que algo en la banda se rompió o no volvió a ser igual. Dividir tanto las opiniones con Tranquility Base Hotel & Casino (así como enterarnos de que estuvo a punto de ser un álbum solista de Alex Turner) no les ayudó mucho a ganar el favor de los fans de siempre. Pero ni por eso dejan de ser los Arctic Monkeys, la banda que despertó ese fuego interno que al final se ve reflejado en ese Mundo Distinto todos los años. Cerrar el Escenario Tigo y el Festival el domingo a partir de las 10:40 PM es redondear ese legado, pero de forma insospechada será una prueba durísima para imponerse a pesar de las dudas que despertó este último álbum de la banda de Sheffield.

7. Foals

La relación entre Foals y el público colombiano puede ser la más sólida entre una banda de ese mundillo indie y este público que exista hasta ahora. Esta será la quinta presentación de la banda de Oxford en 8 años (desde su primer show en 2011 abriendo a Red Hot Chili Peppers). Aunque llegan tocados por la partida del bajista Walter Gervers el año pasado, lo cierto es que afrontan el proyecto más ambicioso de sus carreras con el álbum “en dos partes” Everything Not Saved Will Be Lost, del que disfrutaremos su primera parte el domingo a las 8 PM en el Escenario Adidas, justo después de St. Vincent y justo antes de Arctic Monkeys en una velada que como de costumbre promete ser vibrante, con guitarras al frente y emociones a flor de piel.

6. Interpol

No cabe ninguna duda: de todas las bandas que protagonizaron la movida indie rock de comienzos de los 2000, la que mejor se ha mantenido en forma hasta ahora es Interpol. Marauder es un cambio de perspectiva importante en una banda a la que siempre le preocupó mucho sonar por igual contundente y atmosférico, pero ahora elige el “menos es más” como guía. Una hora de show no es suficiente para músicos tan impresionantes y un público que los ha recibido tan bien las dos ocasiones anteriores que han pisado Colombia, pero si quien lee esto no ha podido verlos aun, desde las 8 PM el viernes en el Escenario Tigo podrá ser testigo de un auténtico camión de banda.

5. Jon Hopkins

Con un trabajo tan notable debajo del brazo como el que fue Singularity. publicado el año pasado, no hay muchas dudas sobre la vigencia del productor británico ni sorprende la aceptación casi unánime de su presencia en este décimo cartel. Más experimental que rompefiestas, Jon Hopkins es la cuota “freak” entre la gran cantidad de artistas electrónicos que nos acompañarán el próximo fin de semana. No soy muy conocedor de su trabajo (aun) pero las cosas que he podido escuchar hasta ahora me dan muy buenos augurios cuando se suba al Escenario Axe a la 1:45 AM, que amenaza con quedarse pequeño para la expectativa que puede despertar entre los asistentes.

4. Underworld

Quisiera hablar sobre Karl Hyde y Rick Smith diciendo que son uno de los ejemplos vivientes de por qué los años noventa siguen siendo tan venerados hasta hoy a tantos niveles en la historia de la música. Quisiera hablar de cómo “Two Months Off” fue su carta de presentación conmigo, FIFA 2004 mediante. Quisiera hablar de Trainspotting, o de su capacidad de fundir como un todo en sus mejores días sus instintos progresivos con un house indomable. Pero al final las circunstancias en las que llegaron al décimo Estéreo Picnic de la historia pesan mucho más de lo que estoy dispuesto a reconocer. De la tragedia de perder a Keith Flint y con ello la posibilidad de ver a The Prodigy en vivo (al menos como se debe) tras muchos años pidiéndoles sin ser recompensados, pasamos a otro proyecto de electrónica en vivo que también pedimos bastante y tampoco venía por mucha insistencia que hiciéramos. Emocionalmente viviremos uno de los momentos más complicados que puede vivir un seguidor de la música el sábado a las 11:30 PM en el Escenario Tigo.

3. ZHU

Siendo la electrónica una dominadora implacable en esta edición del Estéreo Picnic (aún más que en las dos ediciones previas gracias a la carpa Budweiser que se incluyó para la ocasión), el nombre de ZHU fue uno de esos que hizo pensar en que, evidentemente, se metieron la mano en el bolsillo para hacer del décimo Picnic algo especial. Más allá del EDM, más allá del house, más allá de las facciones más experimentales y minimalistas de la electrónica, más allá del “sonido Ibiza” o el “sonido Miami”; el norteamericano de ascendencia china es capaz de configurar un estilo donde todo eso tiene lugar en su discografía como un todo relajante, misterioso y movido a la vez. Para el alivio de un servidor, no se cruzará con Underworld, así que no hay excusa para no pegarse la pasada por el Escenario Adidas el sábado a las 7:45 PM.

2. Kendrick Lamar

Aun sin ser fan suyo, no puedo negar de ningún modo lo fundamental de Kendrick Lamar definiendo un periodo concreto del hip hop. Uno con sampleos densos como pocas veces se pudo ver incluso en los años dorados del movimiento, pero a la vez con rapeos intrincados y dicientes sobre los días que corren, inciertos, polarizados a todos los niveles y repleto de postverdades y represión incluso en el mismo negocio del entretenimiento. Eso, dos álbumes tan arrolladores como To Pimp A Butterfly y HUMBLE, sumados a un directo del que espero todo y nada a la vez, tendrán una prueba de fuego en el Escenario Tigo a las 12:15 AM, cerrando el primer día de presentaciones. Solo una persona pudo ser más importante que el “King Kunta” a nuestro juicio en el cartel, y esa persona es…

1. St. Vincent

A lo largo de la historia hubo muchos a los que se les consideró “nuevos Bowie” en potencia. Tras su retiro de los escenarios y mientras estuvo ocupado grabando The Next Day y Blackstar se siguió buscando a ese potencial sucesor. Entre Gaga, Pink y Ke$ha se pelearon el puesto hasta que el mismo Bowie dijo a raíz del segundo álbum de Lorde que a ella debíamos seguir. Mientras todo eso pasaba, Annie Clark grababa álbumes como St. Vincent que la iban cimentando de a pocos como uno de los nombres más importantes no ya del mundillo indie, sino de la música de esta segunda década del siglo XXI. Strange Mercy fue la revelación, Love This Giant de 2012 (en conjunto con David Byrne) su legitimación, su homónimo St. Vincent de 2014 la consagración y Masseduction de 2017 su entrada por la puerta grande a competir de igual a igual con lo más rompedor del pop anglo.

Esa discusión de quien debería suceder a Bowie ahora que murió (suponiendo, pues, que alguien puede llevar sus zapatos en tiempos donde el pop prefiere mirarse el ombligo antes que mirar al frente) nunca existió para quien escribe esto desde que escuchó “Surgeon” (la canción). Una persona capaz de equilibrar con semejante astucia la técnica, la accesibilidad, la sed de aventura y la elegancia tanto en estudio como en vivo no admite discusión de ninguna clase. Ella más que nadie merece llevar ese status de “sucesora de Bowie”, y el domingo a las 7 de la noche en el Escenario Adidas tiene a juicio de este blog el desafío de ratificar por qué es el artista más importante de este décimo Estéreo Picnic.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s